Inflación: octubre tiene piso de 5% y 2018, de 45%

Tras el 6,5% de septiembre, la presión inflacionaria seguirá fuerte

Inflación: octubre tiene piso de 5% y 2018, de 45%

 

Por Juan Strasnoy Peyre

 

Tras el 6,5% de septiembre, la presión inflacionaria no desaparecerá. Según los cálculos privados y algunos monitoreos oficiales, el IPC de octubre tiene piso de 5% y es prácticamente imposible que el último bimestre promedie el 3% mensual. Todavía resta trasladarse una parte de la devaluación a los precios minoristas y, sobre todo, se sentirá el impacto de la suba en los combustibles y las tarifas del gas y del transporte. Así, el grueso de los analistas considera que la inflación de este año superará el 42% planteado por el Gobierno en el proyecto de Presupuesto 2019. Más aun, se ubicaría entre 45% y 50%, el nivel más alto desde 1991.

 

Todos los datos disponibles indican que la inflación de octubre seguirá golpeando el poder adquisitivo de los ingresos familiares. El resultado será un incremento de los niveles de pobreza e indigencia y una profundización de la recesión vía caída del consumo.

 

El IPC Online de Bahía Blanca acumuló un alza de 4,93% en la primera mitad de octubre. El número es coherente con la medición de la consultora Elypsis, que registró 2,6% en los primeros siete días del mes, un número similar al que recavó Camilo Tiscornia (C&T Asesores) que también tiene mediciones propias.

 

Desde Ecolatina –que proyectó 5%–, explicaron que “pese a la reciente apreciación del peso, el impacto del fenomenal salto cambiario de agosto seguirá impulsando –en menor medida- la inflación en el último trimestre del año” y que en el décimo mes volverán a traccionar los regulados, principalmente los combustibles (entre agosto y octubre habrán subido casi 25%), el gas y el transporte.

 

Inflación: octubre tiene piso de 5% y 2018, de 45%

 

En la misma línea, ACM planteó que el piso de 5% de octubre “se basa en los aumentos de naftas, gas, peajes, prepagas y transporte público que se suma a la inercia registrada en el rubro de alimentos producto del pasaje a precios de la apreciación del dólar”. Además, apuntó que en los siguientes meses “la dinámica de los precios estará sujeta a la inercia por el ajuste del tipo de cambio y a la dinámica de aumentos de precios regulados que ocasionan también un pass through de costos a precios”.

 

Ayer, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, reconoció que octubre también tendrá una inflación muy elevada, pero afirmó que el último bimestre dará las primeras muestras claras de desaceleración. En diálogo con El Cronista dijo que los datos diarios de los últimos diez días ya señalan una baja. Sin embargo, a pesar de que las consultoras privadas también esperan datos menores en noviembre y diciembre, creen que será muy difícil que perforen el piso de 3% (un nivel que la mayoría de los países acumula en un año).

 

Así, la consultora LCG proyectó que 2018 cerrará con un IPC de al menos 45%. Ecolatina estimó 47-48% anual, luego de un 4º T que aportará 11%. ACM prevé que el dato de octubre estire la interanual a 44% y que el año termine en 48%.

 

De esta forma, el salario real del sector formal se encamina a un derrumbe del 11-12%, según los analistas consultados por El Economista. Las jubilaciones, en tanto, perdieron el mes pasado 15,2% de su poder adquisitivo contra el mismo mes de 2017. Deterioros similares sufren los planes sociales y otras prestaciones. Un cóctel que hará saltar la pobreza en el segundo semestre por encima del 30%.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *