Más presión al IPC: la inflación mayorista se disparó 16% en septiembre

Por el traslado de la devaluación, los precios mayoristas subieron 74% interanual y ya acumulan 66,1% en lo que va de 2018

Más presión al IPC: la inflación mayorista se disparó 16% en septiembre

 

Por el traslado de la devaluación, la inflación mayorista de septiembre se disparó al 16%, según informó hoy el Indec. Con ese salto mensual, ya acumula una suba de 66,1% en lo que va de 2018 y la medición interanual se aceleró al 74%. Si bien no es un predictor mecánico, el número sugiere que los precios minoristas tendrán otra fuerte escalada en octubre, tal como anticipó El Economista.

 

Durante agosto, el tipo de cambio tuvo su mayor alza desde que se desató la corrida cambiaria: trepó 35%. Y la suba continuó en septiembre con otro 10%. Como el índice de precios internos al por mayor (IPIM) tiene un mayor peso de bienes transables (de exportación) que el IPC, el traspaso de los movimientos del dólar es mucho más rápido. Así, el 16% mensual reflejó la absorción de casi la mitad del avance cambiario del mes anterior. En cambio, el IPC subió 6,5%. “Los precios mayoristas tienen un componente ‘transable’ (entre otras cosas, más sensible al dólar) muchísimo más alto que los minoristas. Es lógico que en momentos de fuerte suba del tipo de cambio haya brechas elevadas. Ya pasó en 2002”, explicó el economista jefe de Radar, Martín Alfie.

 

Más presión al IPC: la inflación mayorista se disparó 16% en septiembre

 

El Indec precisó que el aumento del IPIM de septiembre se explica por la suba de 15,3% en los productos nacionales y de 24,2% en los productos importados. Entre los nacionales, los productos primarios treparon 18,1% (impulsados por las subas de los hidrocarburos y los productos pesqueros); los manufacturados, 14,7% (con autos, maquinaria y textiles a la cabeza); y la energía eléctrica, 2,8%.

 

Además, el informe incluyó las variaciones del índice de precios internos básicos al por mayor, que dio 16,6% mensual, 70,1% acumulado en 2018 y 78% interanual; y el índice de precios básicos del productor, que marcó 16,2%, 69,7% y 77,8%, respectivamente.

 

Presión a minoristas

 

Aunque la mayor ponderación de los productos exportables hace que el IPIM no sea un antecedente automático del IPC, la brecha entre ambos muestra que los comerciantes aún no terminaron de remarcar todo lo que subieron sus costos. Las góndolas tienen más devaluación por absorber.

 

Así, la inflación minorista de octubre suma más presión. Ayer, El Economista adelantó que las mediciones privadas establecen un piso de 5% para el décimo mes por el pass-through pendiente y por los aumentos de los combustibles y de las tarifas del gas y del transporte público. En esa clave, el economista jefe de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, sostuvo que tras el salto del IPIM de septiembre “difícilmente afloje inflación minorista en octubre. De hecho, el IPC GBA Ecolatina subió 6,2% en la primera quincena de octubre (versus primera quincena de septiembre). Por ende, el mes cerraría en algo más de 5%”. De esta forma, los analistas coinciden en que la inflación de 2018 superará el 45% y algunos prevén que se ubique bien cerca del 50%.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *