A la espera del nacional, Vidal dilata su Presupuesto

La gobernadora espera definiciones del Congreso, para poder terminar de confeccionar el propio y remitirlo a la Legislatura

A la espera del nacional, Vidal dilata su Presupuesto

 

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dilata el envío del proyecto de Presupuesto a la Legislatura bonaerense. Por estas horas, desde la gobernación aguardan los resultados de las negociaciones en el Congreso Nacional, para poder terminar el texto que presntará Cambiemos .

 

En el oficialismo bonaerense preocupan tres grandes aspectos. Los subsidios en general (la provincia deberá absorber servicios y transporte), la actualización del Fondo del Conurbano que quedó licuado por la alta inflación y los parámetros en materia de impuestos coparticipables.

 

Este año, el Senado provincial (presidido por el vicegobernador Daniel Salvador), será el encargado de dar inicio al debate, en la comisión presidida por el “lilito” Andrés De Leo. En fuentes provinciales admiten que el borrador ya debería haber ingresado, entienden que hay una serie de variables no definidas que dificultan el debate parlamentario. “El Presupuesto nacional, provincial y de los municipios, van en un efecto cascada”, admitió Andrés De Leo, el titular de la comisión de Presupuesto del Senado bonaerense.

 

Según el cálculo que hacen en la provincia, los recursos ésta deberá aportar en materia de subsidios, es de $40.000 millones. Los que más afectarán a la arcas provinciales, son los de transporte.

 

Por otra parte, el entorno de Vidal ve como una “gran victoria” la compensación que la provincia ha obtenido en los últimos años por el Fondo del Conurbano. El monto que recibirá es de $40.000 millones en 2018 y $65.000 millones en 2019. sin embargo, con una inflación que perforará el techo del 40%, ha sido la propia Vidal la que le ha reclamado a Mauricio Macri la actualización de los fondos por la licuación. “Esperemos que la menos tenga un correlato con el contexto inflacionario”, razonó De Leo, en diálogo con El Economista.

 

El razonamiento no es nuevo. La provincia de Buenos Aires es la generadora de la mayor cantidad de recursos del país, aportando cerca del 40% de los recursos Sin embargo, recibe vía coparticipación poco más de la mitad de lo que genera.

 

Justamente el último punto que esperan en La Plata para definir el borrador inicial es la masa coparticipable. Por estas horas en el Congreso se está debatiendo reformas al impuesto de los Bienes Personales y el revalúo del impuesto a las ganancias para empresas, lo que impactará en la masa para poder redistribuir entre las provincias.

 

Al margen de la discusión técnica parlamentaria, lo que nadie desconoce es que la “obra pública se verá menguada”.

 

“Obra que está iniciada, obra que no se para”, repiten como mantra desde el oficialismo bonaerense. En términos nominales, el rubro obra pública podría sufrir una merma en torno del 30%. Si para el 2018 el Presupuesto aprobado proyectaba $28.800 millones, los números para el año próximo rondarían los $20.000 millones según pudo averiguar El Economista.

 

A la espera de lo que suceda en el Congreso, Vidal aguarda para terminar de definir el suyo.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *