El empleo creció 2% en el 2º T (pero sumó precariedad)

Sobre los puestos creados desde el 2° T de 2017, 77,2% fueron informales o no asalariados

Salario real: ¿qué sectores perderán más durante 2018?

 

En los albores de la crisis, el mercado laboral aún no daba señales de un marcado retroceso. Según los datos de la Cuenta de generación del ingreso e insumo de mano de obra difundida ayer por el Indec, el empleo creció 2% interanual en el segundo trimestre. Aunque con una marcada tendencia a la precarización. Además, el organismo estadístico informó que la participación de los trabajadores en el producto cayó casi 3 puntos.

 

En el período abril-junio de este año, se contabilizaron 20.419.000 puestos de trabajo, 403.000 más que en el mismo período de 2017 pero 424.000 menos que en el último trimestre del año pasado, cuando comenzó un lento declive (en el 4º T de 2017 el empleo crecía al 2,5% interanual). Los números del Sistema Previsional Integrado Argentino que publica mensualmente la Secretaría de Trabajo muestran que, al menos en el sector registrado, la caída se aceleró en el tercer trimestre.

 

Sin embargo, ya a poco de comenzada la corrida cambiaria, podía verse la profundización de una tendencia que lleva más alrededor de dos años: la pérdida de calidad del empleo. Las modalidades precarias e inestables abarcaron el 77,2% de los trabajos generados y fueron los motores casi exclusivos del crecimiento. Así, de los 403.000 nuevos puestos (vs 2º T de 2017), sólo 92.000 fueron asalariados privados. En cambio, 124.000 fueron empleos informales y 187.000 fueron no asalariados (principalmente monotributistas).

 

La industria sigue siendo uno de los sectores más complicados. Embarcada en una pérdida de puestos de trabajo registrados que ya se acerca a los 100.000 desde noviembre de 2015, el 2º T no fue la excepción: la comparación interanual mostró una caída de 1,7%. Pero todos los trabajadores expulsados de puestos de calidad desde el 2º T de 2017 fueron absorbidos en modalidades precarias. Tanto el empleo industrial no registrado como el no asalariado crecieron 2% y dejaron en 0% la variación sectorial.

 

Comercio es otro ejemplo del deterioro de las condiciones de trabajo. Si bien el empleo sectorial creció 1,6% interanual, lo hizo traccionado por la suba del 5,5% del empleo no registrado. Por el contrario, los puestos asalariados formales sólo crecieron 0,1%.

 

Distribución

 

Por otra parte, el Indec informó que la participación de los trabajadores en el producto cayó casi tres puntos, desde el 48,1% del 2º T de 2017 al 45,2% del mismo período de este año. En cambio, las empresas incrementaron su participación del 43,6% al 45,9%. El informe aclaró que sin considerar el sector público, las participaciones relativas son 36% para los asalariados y 53,7% para los empresarios. En tanto que el 12,5% corresponde a unidades productivas donde es imposible escindir al trabajador del empresario, como en el caso de los cuentapropistas.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *