El campo llama a reflexionar a los legisladores

“La realidad productiva no es una planilla de Excel”, dicen las entidades

Enojo por el nuevo tributo al campo

 

Hoy, diputados de la Comisión de Presupuesto y Hacienda tratarán el proyecto de Presupuesto Nacional y se espera que elaboren dictamen para que mañana el proyecto pueda ser tratado en el recinto. Varios puntos de la iniciativa han generado malestar y preocupación en el campo argentino, desde la cláusula que faculta al Poder Ejecutivo a aumentar la alícuota de los derechos de exportación de la soja y sus derivados hasta el 33%, así como la intención de modificar el impuesto a los Bienes Personales, eliminando la exención que tenían los inmuebles rurales, arrendados o explotados por personas físicas.

 

Gasto público

 

Horas decisivas atraviesan los productores agropecuarios. Ante este escenario complejo, desde Confederaciones Rurales Argentina (CRA), invitaron a los diputados nacionales a reflexionar para que tomen conciencia de la representación que ejercen y el mandato que tienen a la hora de definir un nuevo Presupuesto. En este sentido, la entidad que conduce Dardo Chiesa, subrayó: “La mala praxis económica no se debe solucionar con más impuestos, ahora se pretende desandar compromisos con una sola mirada fiscal, ignorando que sin productores y sin producción, solo habrá números en el aire, pero nunca una economía real que sustente la desmesura del gasto público”.

 

En la misma línea, la Bolsa de Cereales de Córdoba (Bccba), no se quedó atrás, y mediante un comunicado aclaró: “La realidad productiva no es una planilla de Excel. Una vez más se ha recurrido a incrementar la ya desmedida presión impositiva que afecta a los sectores productivos de la economía, en lugar de reducir el gasto público desmesurado”. Al respecto, invitaron al Gobierno a tomar conciencia de que “en que cada punto de retenciones que se aumenta, cada peso en nuevos impuestos que introducen, atentan contra la supervivencia de todo el entramado productivo nacional, y no solamente del sector agroindustrial, ante los efectos multiplicadores que estas actividades poseen”.

 

En sintonía, la Federación Agraria Argentina (FAA) expresó: “Son todas incertidumbres. Ya venimos preocupados por el clima, la dificultad para acceder al financiamiento y para mantener nuestra competitividad y ahora, nos encontramos ante la posibilidad de que una vez más los políticos decidan someternos a mayores cargas impositivas y tributarias, mientras ellos siguen despilfarrando nuestros recursos, sin hacer ajustes sobre sus propios gastos”.

 

Por su parte, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), señaló que “de avanzar la exención de Bienes Personales a los inmuebles rurales contemplada en el Presupuesto 2019 se deteriorará aún más la rentabilidad de los productores”. En este sentido, el titular del área de Economías Regionales de Came, Eduardo Rodríguez, alertó que uno de los primeros impactos que tendría la imposición de Bienes Personales es un fuerte aumento en los arrendamientos. “Esto no es un dato menor en función de que el 70% de la agricultura se hace en campos alquilados”, sostuvo.

 

Diálogo

 

La FAA pidió a los diputados y senadores que tomen conciencia ya que los pequeños y medianos productores no pueden seguir soportando una carga mayor a la que ya tienen. Por su parte, CRA reiteró: “Estamos dispuestos a discutir con números en la mano los resultados de nuestras empresas agropecuarias. Si se quiere trabajar con honestidad intelectual y hacer los ajustes que corresponden, los diputados nacionales tienen la obligación de aceptar esta propuesta”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *