“Cumplimos 6 años con una cartera de $ 700 M”

El Economista dialogó con Alejandro Cosentino (CEO de Afluenta)

Entrevista a Alejandro Cosentino CEO de Afluenta

 

Afluenta, una de las primeras fintech de créditos en lanzarse en el mercado local, cumplió seis años con más de 15.000 préstamos otorgados. En diálogo con El Economista, su CEO Alejandro Cosentino, habló sobre los números de la empresa, el perfil de los clientes, como los afectó la crisis y cuales son las perspectivas.

 

¿Con qué números llega Afluenta a su sexto año de vida?

Cumplimos seis años con una cartera de $ 700 millones, cerca de 11.000 inversores y unos 15.000 créditos otorgados a través de la plataforma. Unos 45 meses después de lanzarnos en agosto de 2014 ya teníamos $ 100 millones otorgados, y hoy eso es lo que hacemos más o menos por trimestre. Cuando nos lanzamos, el préstamo máximo que dábamos era de $ 30.000 y el promedio de $ 12.500, mientras que ahora esas cifras están en $ 650.000 y $ 70.000. Hemos hecho un buen sistema apoyado en lo que el cliente quiere, que son esencialmente resoluciones inmediatas.

 

¿Cómo se compone la cartera de créditos?

El 85% de los créditos son para consumo y el 15% restante para cuestiones comerciales. En el primer caso, un tercio son personas que solicitan préstamos para mejorar su casa, algo que se vio mucho desde que aumentaron los créditos hipotecarios con los incrementos del dólar y la inestabilidad. Otro 20% son préstamos relacionados con el auto (arreglarlo, venderlo para comprar otro usado, o adquirir un 0 km) y otro 25% son para cancelar la tarjeta de crédito. Por último, hay otro grupo que pide para viajes, temas médicos, educación, festejos, etcétera.

 

¿Cuál es el perfil de los tomadores de crédito?

Son personas de 42 años, el 60% hombres. El 80% trabaja en relación de dependencia y el resto son autonómos, monotributistas y jubilados. En general, solicitan un crédito promedio de $ 70.000, que es financiado por 350 personas que le prestan $ 200 cada una. El 60% son préstamos que se financian en el día y se transfieren al día siguiente.

 

¿Y cuál es el perfil de los inversores?

Los que invierten tienen 28 años promedio, trabajan en relación de dependencia, en su mayoría viven en la Ciudad, y utilizan Afluenta como un tipo de inversión más junto con otras, como un fondo común.

 

¿Los afectó la crisis cambiaria?

Estos días de incertidumbre sacudieron un poco la operatoria. En junio y julio hubo una retracción del crédito, sumado a que estaba el Mundial, pero después vimos que la gente no puede postergar indefinidamente sus proyectos o necesidades, como si tiene que reparar un caño que se rompió. Después de esos meses más flojos, en agosto tuvimos un pico terrible de demanda de créditos, fue nuestro mes histórico. Por otra parte, en épocas de crisis solemos revisar un poco los criterios crediticios: por ejemplo, se suben un poco los montos mínimos de ingresos para solicitar un crédito porque entendemos que si hay inflación, subas de tarifas, etcétera. no va a haber la misma capacidad de pago que antes.

 

¿Cuáles son las perspectivas para este año?

En este año ya llevamos creciendo 50% y calculamos que vamos a terminar 2018 con el 55% o 60%. En general venimos alineados hasta ahora con los objetivos que nos habíamos propuesto en el presupuesto del año pasado, sumado a que por la crisis los bancos retiraron su oferta de crédito. Creemos que vamos a seguir teniedo demanda de créditos, entre otras cosas porque a los inversores siempre les ofrecemos nuevas características para que inviertan mejor su dinero. Por ejemplo, somos una de las pocas plataformas del mundo que tiene un mercado secundario: es decir, si el inversor necesita liquidez, puede vender sus participaciones de crédito a otras personas.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *