Crece la demanda de maíz y cae la de soja

La caída en la producción de trigo y cebada en algunos de los países abastecedores, impulsó las ventas internacionales de maíz

 

“La demanda internacional mueve el tablero de los granos gruesos”, así lo sostiene un nuevo informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Del análisis realizado por Emilce Terré, se desprende que la menor producción prevista de trigo y cebada a nivel mundial impulsó las ventas internacionales de maíz, dando sostén a los precios; mientras que en el caso de la soja, la geopolítica impone un techo a las ganancias de precio, al tiempo que la presión estacional por el ingreso de la cosecha de Estados Unidos repercute en el mercado.

 

Maíz

 

Terré explicó que la caída en la producción de trigo y cebada en algunos de los países abastecedores claves ha reforzado el interés de los compradores en asegurarse provisiones suficientes de maíz para el año comercial 2018/19, y las ventas anticipadas tanto en Argentina como en EE.UU. se mantienen muy por encima del año pasado. Tan es así, que en el caso del país norteamericano, se llevan vendidos al 11 de octubre más de 21 millones de toneladas (mill/tn) de maíz, o 33% de las exportaciones totales que se prevén para toda la campaña. Al respecto, comparó que “a la misma altura del año pasado, este volumen alcanzaba apenas los 14,9 mill/tn”. En Argentina, las ventas superan los 4 mill/tn, lo cual representa 17% de las exportaciones estimadas para la campaña. En este sentido, recordó que “a la misma altura de 2017, los compromisos anticipados eran de apenas 80.145 tn”.

 

Para la analista de la Bolsa rosarina, el panorama global de oferta y demanda hace prever que el volumen despachado de maíz en la próxima campaña supere con creces a las exportaciones del ciclo actual, y apuntó que “para el nuevo ciclo se prevén despachos por más de 26 mill/tn, poniendo al cereal en vías de batir los anteriores records de exportación”. Cabe resaltar que en Argentina, recién están avanzando las labores de siembra de las variedades más tempranas de maíz 2018/19, y resta andar un largo camino antes de tener definiciones claras de volumen y calidad.

 

Lo contrario

 

En cambio, el panorama de la soja resulta inverso. Si bien la oferta global se prevé en aumento, la demanda podría trastabillar por la guerra comercial entre China y EE.UU. En este sentido, Terré detalló: “Del lado de la oferta, sendos incrementos en la producción de Argentina, Brasil y EE.UU. conducen a un incremento del output global a casi 370 mill/tn, superando los 353 mill/tn que se estima demandará el mundo”. El problema viene del lado de la demanda, ya que el Usda estima que China importará durante la campaña 2018/19 94 mill/tn, exactamente el mismo volumen que el adquirido en el extranjero la campaña anterior. Según la BCR, de cumplirse ello, significará que las importaciones chinas de poroto de soja dejarán de crecer por primera vez en los últimos 14 años. Sin embargo, Terré subrayó: “La necesidad de China de conseguir orígenes alternativos a EE.UU. abrió una oportunidad para Argentina y en los próximos 30 días hay cargas programadas por más de medio mill/tn de poroto de soja con destino al gigante asiático, más otras 65.000 tn de aceite de soja. Para esta época del año, estos volúmenes resultan muy significativos y hacen prever que los despachos de poroto se mantengan muy firmes en la próxima campaña”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *