En busca de competitividad: simplifican trámites de los puertos argentinos

Según el Ministerio de Producción y Trabajo, se reducirá 65% el tiempo destinado a la presentación de documentación y los cruceros ahorrarán más de US$ 350.000

 

La Secretaría de Simplificación Productiva del Ministerio de Producción y Trabajo junto con la Aduana simplificaron la documentación obligatoria que las embarcaciones deben presentar al ingresar a los puertos argentinos para informar sobre objetos y provisiones que trasladan. Esto reducirá en 65% el tiempo destinado al trámite y representará un ahorro de más de US$ 350.000, informaron desde la cartera que conduce Dante Sica.

 

Hasta ahora, cada vez que una embarcación llegaba a puertos argentinos, con pasajeros o mercadería, se le solicitaba una declaración de provisiones y efectos personales, conocido como “Manifiesto de rancho y pacotilla”.

 

Bajo la Resolución 4317, se aprobó hoy el “Convenio para Facilitar el Tráfico Marítimo Internacional (FAL)”, que reduce las presentaciones del Régimen de Rancho y Pacotilla, y simplifica las formalidades y documentos requeridos. El convenio FAL es adoptado por la Conferencia Internacional sobre Facilitación.

 

Se modificará el Régimen de Rancho y Pacotilla, una declaración de provisiones y efectos personales obligatoria que tienen que presentar las embarcaciones cuando ingresan a los puertos argentinos

 

Esta declaración se realizaba de manera detallada, tanto para cruceros como para buques de carga. Y representaba imprimir 3 juegos de 2.500 páginas que, a su vez, debían ser constatadas, firmadas y selladas (hoja por hoja) por un agente aduanero.

 

Los equipos de Producción y Trabajo y Aduana trabajaron para simplificar este trámite, que reduce en 65% el tiempo destinado a la presentación, optimiza los tiempos de verificación, control y unifica criterios para todos los buques que arriben a territorio aduanero.

 

Además, teniendo en cuenta que cada año arriban a puerto 530 cruceros, el ahorro es de US$ 697 por entrada de buque, lo que representa para este tipo de embarcaciones un ahorro total de más de US$ 350.000.

 

La simplificación de este régimen favorecerá la competitividad de los puertos argentinos tanto para el transporte de carga como para el turismo, y beneficiará a los buques de carga y pasajeros.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *