Las canastas que miden pobreza e indigencia saltaron 8,1% y 8,5% en septiembre

Así, al terminar el mes pasado, una familia tipo de dos adultos y dos niños necesitó $22.558 para no ser pobre y $9.059 para no ser indigente

La pobreza subió al 27,3% en el primer semestre

 

El Indec informó esta tarde una fuerte suba del costo de las canastas que marcan las líneas de indigencia y pobreza durante septiembre. La primera, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), se disparó 8,5%, impulsada por el traslado a los precios de los alimentos de la devaluación de agosto y septiembre. Mientras que la Canasta Básica Total (CBT), en donde también incidieron los aumentos en las tarifas, aumentó 8,1%. En ambos casos, por encima de la inflación mensual de 6,5%.

 

Así, al terminar el mes pasado, una familia tipo de dos adultos y dos niños necesitó $22.558 para no ser pobre y $9.059 para no ser indigente.

 

Las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT fueron del 43,1% y 46%, respectivamente. Y en lo que va del año, aumentaron 36,3% y 35,3%.

 

Ya en el primer semestre el indicador de pobreza volvió a subir y alcanzó el 27,3%. Pero con la profundización de la crisis, devaluación  y recesión mediante, los analistas coinciden en que en el segundo semestre superaría el 30%. Es que la pérdida de poder adquisitivo de los salarios y las prestaciones sociales (aun más intensa en los sectores más vulnerables, como muestra la evolución de las canastas) y el aumento del desempleo seguirán en aumento.

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *