BBVA: “Recuperación de la economía arrancará en 1°T de 2019 y será en V”

Sin embargo, por el arrastre negativo de 2018, el PIB caerá 0,3% en 2019 y, además, la inflación seguirá alta

 

Según los economistas de BBVA Research, liderados por Gloria Sorensen (foto), el PIB de Argentina caerá 2,4% en 2018 y volverá a caer en 2019: 0,3%. Más allá de la caída, es un número menos negativo que el del Gobierno y el REM (-0,5%) y bastante más benigno que el del FMI (-1,6%).

 

Más aún, en el BBVA creen que la economía dará la vuelta tan pronto como en el primer trimestre de 2019. “El PIB comenzará a crecer trimestralmente desde el primer trimestre de 2019 por la recuperación agrícola, el impacto de la depreciación real en sectores transables y sustitutivos de importaciones, y la parcial recuperación de los ingresos reales. Sin embargo, el ritmo de crecimiento será débil y por el arrastre de 2018, la economía caerá en promedio 0,3% en 2019”, dicen en el documento difundido ayer. Amplían: “El retorno paulatino de capitales privados hará que la recesión será profunda pero corta, durando sólo tres trimestres, recuperándose la economía en V en 2019”.

 

Por el lado de la otra variable clave (la inflación), las proyecciones son, en cambio, algo más pesimistas que el consenso. “La inflación se aceleró en todo 2018 hasta el pico de septiembre (6,5% mensual y 40% interanual) y recién estará debajo de 3% mensual en diciembre. Se pasó de una inflación promedio mensual en 2017 de 1,9% a una de 2,5% en el primer semestre de 2018 y, luego, a una esperada de 3,9% mensual en el segundo semestre. La fuerte depreciación hará que la inflación cierre 2018 en 46%, bien por encima del 29,6% que preveíamos en el informe previo. La política monetaria restrictiva del BCRA permitirá reducir la inflación hasta 29% en diciembre de 2019, con inflación mensual promedio de 2,3% en el primer semestre y del 2% en el segundo”, dicen el reporte.

 

 

A la vez, en BBVA creen que se cumplirá el equilibrio primario en 2019, pero advierten: “El déficit total sería de 3,3% del PIB por el incremento de la carga de intereses”. En 2018, dicen, terminará en 5,6% del PIB “porque la mejora del déficit primario a 2,6% del PIB será compensada por la mayor carga de intereses de la deuda por la fuerte suba del tipo de cambio (más de 60% de ellos está denominado en moneda extranjera)”.

 

Un dato alentador es que el dólar más competitivo se mantendrá, más allá de la erosión que supone la inflación. Por eso, en BBVA esperan un saldo comercial positivo de US$ 1.700 millones en 2019 y un desplome del rojo en Cuenta Corriente de 4,5% del PIB en 2018 hasta 2,3% en 2019. “Nuestro escenario base asume que se estabiliza el mercado cambiario en este 4T18, con un dólar que sólo se deslizará suavemente hasta fines de 2019”, señalan.

 

Por último, creen que el estricto plan 0% del BCRA podría, eventualmente, ser cuestionado por la política. “¿Será creíble ese objetivo en un año electoral como 2019 o el Ejecutivo intervendrá en la política monetaria si el cumplimiento irrestricto de la meta tiene efectos muy recesivos, tal como hizo en el evento del 28D?”, se preguntan. “Quedan muchas dudas ya que es muy arriesgado buscar un objetivo tan estricto para la base monetaria ante la alta inestabilidad de la demanda de dinero y la recesión que está atravesando el país”, concluyen.

 

Por cierto, también está la duda electoral. “En el plano político el gran interrogante es como impactará todo lo anterior en el panorama electoral de 2019, especialmente si el Gobierno continuará otro mandato más en el que pueda avanzar en las siempre postergadas –por las urgencias de la coyuntura–reformas estructurales (como la laboral) o vendrá un nuevo Gobierno que revierta parte de los avances logrados y traiga una agenda de corte más populista”, dicen.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *