APP: primer sindicato de aplicaciones de América

Trabajadores de Rappi, Glovo y Uber inscribieron el nuevo gremio: la Asociación de Personal de Plataformas (APP)

 

Por Juan Strasnoy Peyre

 

“El futuro ya llegó”, cantan los empresarios de las nuevas plataformas que, con sólo hacer clic, envían a tu puerta lo que quieras y cuando quieras. En unos pocos meses, poblaron la Ciudad de Buenos Aires de riders, jóvenes con mochilas-cajas fluorescentes que pedalean de aquí para allá, llevando pizzas, postres, ropa o cualquier antojo. Jóvenes a los que les prometieron ser sus propios jefes, pero se encontraron con un abanico de formas de la precarización laboral que avanza junto a estos nuevos modelos de negocio. Así lo describen los propios repartidores que se presentaron en la Secretaría de Trabajo para inscribir el primer sindicato de plataformas online de América, la Asociación de Personal de Plataformas (APP). Integrado por trabajadores de Rappi, Glovo y Uber, el nuevo gremio busca expandirse para “organizar a los trabajadores que transportamos productos y personas”.

 

“Nos prometieron ser nuestros propios jefes pero nos tratan como esclavos”, denunció la APP en su primer comunicado, que busca desnudar la vulneración de derechos que se esconde detrás la figura del transportador autónomo.

 

¿Cómo es el sistema? Una persona realiza un pedido, las apps lo derivan a un rider, que viaja hasta el comercio, compra el producto y lo lleva al domicilio indicado. El usuario de la aplicación paga el producto más un extra por el traslado; de ese plus, un porcentaje es para la plataforma. “Estas empresas deciden las tarifas, las comisiones y nos obligan a tributar por las operaciones comerciales por las que ellos son responsables. Trabajamos sin seguro de riesgos, sin salario fijo. Nosotros firmamos ‘términos y condiciones’ que cambian hasta una vez por mes. Las aplicaciones nos venden los uniformes y las cajas con las que hacemos publicidad en la calle. Pueden bloquearnos y controlarnos cuando quieren, el ingreso es seguro pero la amenaza del bloqueo está presente todo el tiempo”, relataron los trabajadores. El despido también está a un clic. Y el Estado, hasta el momento, no innovó en regulaciones

 

Las empresas, en tanto, se amparan en que las operaciones son “en blanco”, pese a que el monotributo oculte una relación de dependencia. “Todos cobran mediante transferencias a sus cuentas. No hay nada de precarización ni de esas historias que se cuentan”, le dijo Sebastián Mejía, fundador de Rappi, a La Nación.

 

La semilla

 

El desembarco masivo de estas aplicaciones fue este año. En algunos meses, capacitaron a más de 10.000 riders. Muchos de ellos son migrantes.

 

Los primeros que se empezaron a organizar fueron los trabajadores de Rappi, una firma surgida en Colombia que espera facturar US$ 5 millones en su primer año en Argentina y multiplicarla por cinco en 2019. “Se organizaron como pudieron, en las plazas, por Whatsapp. Luego de protagonizar una huelga se les acercaron trabajadores de otras plataformas. Pidieron una y otra vez hablar con las aplicaciones para pedir mejores condiciones y nunca lograron entablar un diálogo constructivo. Por el contrario muchos fueron ‘bloqueados’, lo que equivale a un despido”, le contó a El Economista Juan Manuel Ottaviano, abogado de la APP.

 

¿Cuáles son los principales objetivos del nuevo sindicato? “Lo que sigue es que las empresas reconozcan y entiendan que tienen la oportunidad de sentarse a discutir las condiciones de trabajo. Las reivindicaciones que tienen son urgentes porque su situación es de emergencia: primero quieren que se los reconozca como lo que son, personas que trabajan, y les corresponden los derechos que la ley establece. La negociación colectiva también es un derecho”, explicó Ottaviano.

 

Uber, Rappi, Pedidos Ya y Glovo, entre otras, se muestran como la vanguardia de los negocios por venir. “Si esta es la economía del futuro, ¿cómo puede ser que trabajemos en condiciones tan precarias? Si este es el futuro de la economía, vamos a tener que construir los sindicatos del futuro”, concluyó la APP.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *