Vidal y Larreta, en alerta

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires y el jefe de Gobierno porteño marcan diferencias con Mauricio Macri

 

En medio de los rumores de cambios en el gabinete y el frenesí económico que no da tregua, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horario Rodríguez Larreta, marcan diferencias con Mauricio Macri.

 

Mientras en las esferas nacionales se habla mayormente de recortes y reducción del déficit, los socios políticos del Presidente hacen gestos que buscan descomprimir una agenda cargada de malas noticias.

 

Sobre el final de la semana pasada, Vidal anunció el redireccionamiento de partidas presupuestarias, para atender a los sectores más vulnerables de la población bonaerense, haciendo foco esencialmente en el conurbano. Se trata de una medida encargada a Hernán Lacunza, para que el área de Desarrollo Social bonaerense disponga de 1000 mil millones de pesos para atender la emergencia.

 

Luego de que Marcos Peña, negara la existencia de un “fracaso económico”, Vidal declaró que “no reconocer la dificultad económica es no entender lo que le pasa a la gente”.

 

Si bien la semana pasada estuvo signada por al volatilidad del dólar, Vidal difundió actividades en las redes mostrando su perfil social. Se reunió con la funcionaria policial que amamantó a un bebé, en la localidad de Rojas visitó a personas que recibieron escrituras y visitó un jardín de infantes en Lomas de Zamora.

 

Del otro lado de la General Paz, Larreta se encargó de negar en más de una oportunidad, que no reemplazaráaa Peña en la jefatura de Gabinete. Hubiera sido un escollo para su propio proyecto presidencialista.

 

Con bajo perfil y dotes de armador político, Larreta mantiene la Ciudad atravesada por la obra pública, al mismo tiempo que busca fondearse para proyectos que distingan su gestión (urbanización de barrios de emergencia, Paseo del Bajo). Luego de varios meses de conflicto, habilitó un acuerdo salarial con el gremio que representa a los trabajadores del subte (Metrodelegados), del 25,5%, diez puntos por arriba del ofrecimiento inicial.

 

En el mismo sentido, desde la cartera educativa porteña reactivaron la mesa de negociación salarial con los sindicatos docentes, convocando a una nueva reunión para el próximo jueves.

 

Empujados por un escenario de conflictividad creciente, y con sus márgenes de maniobra achicándose en el marco del ajuste presupuestario que llega desde la Nación, los dos alfiles PRO buscan preservar sus territorios de cara a lo que será un año clave para el proyecto de Cambiemos.
Peña

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *