“Vidal trata a los municipios como si no hubiera crisis”

El Economista dialogó con Julio Zamora (Intendente de Tigre)

“Vidal trata a los municipios como si no hubiera crisis”

 

Entrevista a Julio Zamora Intendente de Tigre Por Pablo Varela

 

El intendente de Tigre, Julio Zamora, conversó con El Economista horas antes de que el presidente Mauricio Macri estableciera por decreto el Programa de Asistencia Financiera a provincia y municipios, por el que se liberarán $4.125 millones , en compensación por la eliminación del Fondo Sojero.

 

De extracción peronista, el jefe comunal de la zona norte del GBA aseguró estar trabajando para la “unidad sin exclusión”, procurando “encontrar un camino común” que le permita al peronismo “ser una alternativa en 2019”. Al mismo tiempo aseguró que Sergio Massa trabaja en “el mismo sentido”.

 

¿En qué estado se encuentra la relación con la provincia? Usted se ha quejado por la falta de llegada de recursos.

Vemos que tanto la gobernadora de la provincia de Buenos Aires como el Gobierno Nacional por un lado promueven el diálogo y, por otro, hace muy pocas semanas nos quitaron un fondo que era muy importante para todos los municipios, que es el Fondo de la Soja. Luego la escuchamos a Vidal diciendo que los municipios no queremos sacar la tasa de alumbrado de las boletas de electricidad, entonces lo que vemos es la pérdida de la autonomía municipal. Luego vemos actitudes para la foto de diálogo, pero tenemos un gobierno provincial que está tratando a los municipios como si no sintieran la gran crisis económica que atraviesa la provincia y el país. El hecho de que nos saquen fondos, o la amenaza de sacar el fondo que cobramos los municipios en la tasa de alumbrado, que de alguna manera suple el no cobro de la tasa del espacio aéreo que tendríamos que cobrarles a las empresas de servicios, nos hace pensar que es un Gobierno que no ayuda al desarrollo de los municipios que tenemos que dar la cara todos los días. Lo hacemos con temas de salud, seguridad y la cuestión de más actualidad, que es la cuestión educativa. Estamos ante un Gobierno que firma acuerdos, y después no los cumple.

 

Viene mostrándose con muchos intendentes del peronismo. Ocupa incluso un cargo en el congreso partidario. ¿Cambió algo para que usted se aproxime?

Siempre fui peronista. En el Frente Renovador estamos trabajando con muchos sectores vinculados a espacios que participaron del FpV o Unidad Ciudadana, tratando de encontrar un camino común que nos permita ser una alternativa en 2019. Nosotros somos partidarios de la unidad sin exclusiones. Eso abarca a todo el arco de los referentes del peronismo. Son muchos los intendentes que coincidimos en trabajar en ese sentido.

 

Massa comenzó a trabajar con los gobernadores y parecería rechazar la posibilidad de confluir con el kirchnerismo. ¿Eso puede traer disidencias?

Yo fijo mi posición, que es unidad sin exclusión. Voy a trabajar en ese sentido. Con Sergio he hablado en varias oportunidades, también me transmite la inquietud de trabajar por una fuerza que sea competitiva y que tenga autocrítica con respecto al pasado, pero que trate de hacer confluir en un espacio común a todos los sectores del peronismo. Obviamente que no es la misma metodología o mismos actores con los que estamos hablando, pero estimo que estamos trabajando los dos en el mismo sentido.

 

Tigre es un Municipio grande territorialmente y con 400.000 habitantes. ¿En un contexto donde no llegan fondos, cómo financia las obras?

A estos recortes arbitrarios e inconsultos por parte del Gobierno nacional y provincial, se le suma la situación económica que atraviesan miles de familias acá en Tigre. Eso ha hecho que también merme la tasa de ABL, así como la tasa de seguridad e higiene. Eso se traduce en que las obras se ralentizan y los tiempos se hacen más largo. Aseguramos los pagos de salarios, el cumplimiento de los servicios básicos que tienen que recibir los vecinos, que son alumbrado, barrido y limpieza, y aquellas obras que teníamos comprometidas este año por ahí van sufrir un poco de demora producto de este cercenamiento por la crisis económica y por la decisión de la provincia y el Gobierno Nacional.

 

¿Hay obras que podrían directamente no realizarse por la quita del Fofeso?

Sí, por supuesto. No sólo por la quita del Fofeso sino también por la amenaza de la gobernadora de la quita de la tasa de alumbrado, que significa una suma muy importante de casi $200 millones al año para el Municipio, con una actitud que es muy dañina. Lo que hizo la gobernadora en el interior de la provincia es elevar la tasa que les cobramos a los vecinos a 0,1%, de manera que no podamos cobrarles a la prestadoras de servicios de electricidad la tasa del uso del espacio aéreo. Esto se traduce en que la gobernadora está defendiendo a las privatizadas.

 

Hay un proyecto en la Legislatura bonaerense que busca que los intendentes puedan fijar su propio calendario, desacoplados del provincial y nacional. ¿Cómo evalúa ese proyecto?

Es una herramienta que pueden tener los municipios, y es una herramienta más a favor de las autonomías. Obviamente que, si esa herramienta está utilizada para querer dividir a sectores de la oposición, nosotros no la vamos a utilizar. Si esa herramienta sirve para una mayor autonomía municipal, para que los municipios tengan la posibilidad de desarrollarse y llamar a elecciones anticipadamente es bienvenida. Pero repito que si eso se da en un marco de división de las fuerzas de oposición, nosotros no la vamos a utilizar.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *