La misión de WofA de posicionar el vino argentino en el mundo

“Tener acuerdos comerciales nos puede ayudar a ser más agresivos comercialmente”, dice Barzi de WofA

Por Eliana Esnaola

 

Detrás de la bebida espirituosa argentina, se esconde un gran potencial para llegar a más góndolas extranjeras, y aquí, Wines of Argentina (WofA) juega un rol clave, ya que es la entidad responsable de la marca Vino Argentino en el exterior y su objetivo es colaborar en la consolidación de Argentina entre los principales países exportadores de vino y contribuir al éxito global de la industria vitivinícola. En un desayuno con la prensa, Guillermo Barzi, vicepresidente de WofA y Mario Giordano, gerente general de WofA brindaron resultados sobre la exitosa cosecha vitivinícola 2018 y trazaron un panorama sobre el rol del vino argentino en el mercado internacional, y los desafíos que se presentan.

 

Volumen y calidad

 

La temporada 2018 será recordada por los productores de vino por varios años. En este sentido, Barzi resaltó: “Uno de los aspectos relevantes de este año fue que los volúmenes de uva obtenidos rompieron la tendencia hacia la baja muy marcada sobre todo en las temporadas 2016 y 2017”. De acuerdo al reporte de cosecha elaborado por WofA, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y un grupo de enólogos, la mayoría de las regiones vitivinícolas del país produjeron más uva para vinificación que el año anterior, a excepción de Salta y La Rioja que mostraron una leve caída. En opinión de los enólogos, se espera un año de grandes vinos que presentarán un buen equilibrio natural entre acidez y alcohol. Según comentaron, se trata de un volumen de cosecha similar al promedio histórico, pero con una calidad de vinos blancos y tintos que podrá traducirse en una vendimia excelente. De acuerdo a las estadísticas del INV en la vendimia 2018 se cosecharon 25.687.260 Qq de uva destinados a la elaboración de vinos y mostos, lo que representa 31% más que lo obtenido en 2017 y 6% más con respecto al promedio de los diez años precedentes.

 

Desafíos

 

Actualmente, el 75% de la producción de vino se destina al mercado interno y el 25% al externo. “En el mundo, el vino argentino es elegido por su relación precio-calidad y además lo asocian a ciertos íconos como Messi, el Papa, el asado y todo eso suma”, enfatizó Barzi. Más allá de estas buenas cualidades aún hay muchos mercados por conquistar y consolidar. En este sentido Giordano comentó que realizaron un Workshop a fin de entender cuales son los mercados, como ha evolucionado el consumo de vino, qué demandan esos mercados, y por supuesto, que también miran lo que hacen sus competidores. Al respecto, fue consultado sobre en qué aspectos debería crecer Argentina, y respondió: “En los vinos blancos. El 50% del mundo consume vino blanco, blanco rosado, espumante, y siembre nos hemos focalizado más en el tinto”.

 

En diálogo con el periodismo, Barzi y Giordano manifestaron que hay varios países que consideran prioritarios para desarrollar estrategias de promoción y de educación: Estados Unidos, China, Inglaterra, Canadá, México y Brasil, el foco está puesto principalmente en los dos primeros, y al respecto, argumentaron: “Estados Unidos hoy representa en valor, el 35% de las exportaciones de Argentina, y China es el sexto país al cual Argentina está exportando, si bien la tasa es muy baja a ninguno le cabe duda que en el mediano o largo plazos va a crecer, allí vemos un potencial enorme”. En tanto, Barzi agregó que Brasil es el gran desafío y explicó: “Por cercanía, por acuerdos, no deja de ser un país donde tendríamos que tener un potencial muy grande y que hoy no estamos captando”.

 

En la misma línea, Giordano reconoció que los acuerdos comerciales son un tema no menor que se puso en agenda en la última reunión de la Mesa Vitivinícola. En cuanto a las perspectivas de acuerdos bilaterales, Barzi señaló: “Con China lo veo a largo plazo, ellos no saben ni donde queda Argentina; en relación a Unión Europea-Mercosur, primero nos tenemos que poner de acuerdo entre nosotros, y al acuerdo que veo más cerca de concretarse y con un potencial grande, es México, allí tenemos un arancel del 12%”. No obstante, aclaró: “El arancel del 13% de China no debería ser un freno para que Argentina crezca, los acuerdos nos pueden ayudar a ser más agresivos comercialmente y crecer de una manera más rápida”. Para los referentes de WofA, Argentina el gran diferencial que tiene es que está por encima del precio promedio de Chile en la mayoría de los mercados y le da un gap importante para posicionarse mejor.

 

Medidas económicas

 

Dando vuelta la página, Barzi y Giordano también se refirieron a las últimas reglas dispuestas en materia económica. En este sentido, hicieron un repaso y relataron que hasta hace un año tenían una retención del 6% y un reembolso del 6% que era neutro en cuanto a impuestos, después sacaron las retenciones y siguieron los reintegros, luego redujeron el reintegro al 3,25%, y recientemente, pusieron este derecho de exportación de $3 por cada dólar exportado. “Las retenciones son un mal impuesto, no las compartimos para nada, pero considerando la situación en la que está el país, también exigimos que el Gobierno haga lo mismo en sus gastos”, enfatizó Barzi. A su vez, subrayaron que el efecto actual con la devaluación que hubo les da una competitividad mayor y el vaivén económico promueve turismo receptivo. “No hay turista que venga Argentina y no tome vino”, añadió Barzi.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *