Informe proyecta superávit de Cuenta Corriente en 2019

Según la estimaciones de Federico Muñoz, se daría vuelta y tendría un superávit de 1,1% del PIB

 

La principal causa de la tormenta, según muchos economistas, fue el gran déficit de cuenta corriente, que en el primer trimestre de 2018 llegó a representar 5,3% del PIB, más de US$ 33.800 millones incluyendo los tres trimestre anteriores.

 

El elevado (y creciente) déficit externos, en parte motivado por el retraso del tipo de cambio en 2017, fue la causa de la abrupta desaparición de la vocación de los inversores globales para financiarlo a medida que observaban a todos los componentes de dicha cuenta (balanzas comerciales de bienes, servicios y rentas de la inversión) tendían a incrementar sus números rojos.

 

Según un informe difundido por Federico Muñoz & Asociados, el déficit ya es un problema del pasado: “El dramático cambio de precios relativos y el abrupto enfriamiento de la demanda local provocarán una rápida reversión de este déficit”.

 

Al respecto del déficit de cuenta corriente, el informe realizó un análisis sobre sus componentes. En la cuenta de bienes, Muñoz detalló que, pese a la sequía, el buen comportamiento que han mostrado las ventas no agrícolas y el enfriamiento de las importaciones de la segunda mitad del año “nos hacen pensar en que el 2018 se cerrará con una balanza equilibrada”. Para el 2019, desde la consultora proyectan una aceleración sensible de las exportaciones, a partir de la normalización de la producción agrícola y del progresivo empuje de los restantes sectores, así como una caída sensible de las importaciones, que retomarían su nivel de 2016. Así, según Muñoz, la balanza de bienes tendrá un superávit de U$S 18.000 millones.

 

 

Por el lado de la balanza de servicios, por el incremento del tipo de cambio real se ajustaría rápidamente ya que el principal responsable del rojo –la cuenta de turismo y viajes, que fue deficitaria en casi US$10.000 millones en 2017– será velozmente corregida. “Esperamos una abrupta contracción del desequilibrio hasta su virtual eliminación en 2019”, indicó Muñoz.

 

Finalmente, en la categoría rentas de inversión, desde la consultora proyectan que se modere la salida de divisas por el renglón utilidades, pero esperan un aumento de mayor cuantía en el saldo negativo de la cuenta intereses de deuda.

 

Proyecciones

 

En vista del actual panorama, la consultora espera que el déficit de cuenta corriente cerrará en torno a los US$18.000 millones en 2018 -el equivalente a 3,3% del PIB-. “Pero, para 2019, estamos proyectando que tras una década completa con resultados negativos, la Cuenta Corriente volvería a ser superavitaria”, señaló el informe y aclaró que “el excedente sería cercano a US$5.000 millones, 1,1% del PIB”.

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *