El IPC rondará 6% en septiembre y podría ser el más alto desde 2002

El Indec publicará hoy el dato de agosto, que estará en torno a 4%

Inflación record crisis maldita

Por Juan Strasnoy Peyre

 

El Indec publicará hoy el IPC de agosto, que rondará el 4%, el número más alto desde mayo de 2016. Pero lejos está de ser un techo. Impulsada por la escalada del dólar del mes pasado, la inflación de septiembre va camino a ser la más alta de la era Cambiemos: las consultoras privadas la estiman en alrededor del 6%. Sólo en la primera semana se disparó 2,8% con particular fuerza en los precios de los alimentos, que impactan de lleno en los sectores más vulnerables.

 

La devaluación, con final aún incierto, es la clave de una aceleración inflacionaria que no se detiene y rompe todas las proyecciones. El 42% para todo 2018 estimado hace pocos días por Hacienda en el borrador del Presupuesto del año próximo, ya parece quedarse corto. Sin nuevos sobresaltos cambiarios, los analistas prevén un alza cercana al 45%, e incluso el Citi habló del 50%. En cualquier caso, como ya publicó El Economista, con sólo cumplirse la renovada meta oficial, la inflación 2018 será la más alta desde la hiper de 1989-1990.

 

Agosto caliente

 

Los aumentos en naftas, prepagas, electricidad y transporte, además del arrastre en alimentos de la devaluación acumulada los meses anteriores, catapultaron el IPC en agosto. El dato que dará a conocer esta tarde el organismo que dirige Jorge Todesca rondará el 4%. Así lo señalan las mediciones privadas: Ecolatina estimó 3,5%; Fiel y el Instituto de Trabajo y Economía (ITE) calcularon 3,8%; Eco Go y C&T midieron 4,1% y la inflación de los trabajadores del IET marcó 4,3%.

 

Septiembre hirviendo

 

El salto del dólar de agosto y su traslado a precios llevará la inflación de septiembre a un nuevo pico. Los analistas consultados por este diario la ubican alrededor del 6%, un nivel cercano al 6,5% del IPC CABA de abril de 2016 en pleno ajuste de tarifas (la medición del Indec estaba suspendida). De superar esa cifra, habrá que remontarse al 10,4% de abril de 2002 (Indec), tras la megadevaluación, para encontrar un dato mensual más alto.

 

Por lo pronto, la primera semana de septiembre arrojó una suba del 2,8% según el relevamiento de Elypsis, que estimó un piso de 5,5% en el mes.

 

Consultado por El Economista, Guido Lorenzo (ACM) habló de un piso de 5,4%, que “tranquilamente podría llegar a 6%”. “En la primera semana se ve una fuerte aceleración en alimentos y también está el impacto de combustibles”, explicó el analista y planteó que 2018 terminará con una inflación de entre 42% y 45%.

 

Matías Rajnerman (Ecolatina), en diálogo con este diario, coincidió: “Nosotros tenemos una proyección de 6% para septiembre y en la zona de 45% para el año. El salto del dólar de 35% durante agosto impactará de lleno en septiembre y octubre, que acumularán un alza en torno al 10%, siempre que no haya nuevos anuncios de re-ajustes de tarifas por la reciente depreciación del peso y el tipo de cambio no se vuelva a disparar. En esos casos, el número sería aún mayor”.

 

“En septiembre puede llegar a estar entre 6% y 7% por la magnitud del salto cambiario. La anual dependerá del traslado a precios que, por ahora, es menor que en otras experiencias históricas por el desplome de la economía y una demanda que no convalida todo el pass-through. 2018 puede terminar en 42-43%, aunque dependerá también de a cuánto termine el dólar”,según dijo Martín Vauthier, director de Eco Go.

 

La proyección más baja fue la de ITE: un piso de 4,5%. “Todavía hay que ver cómo sigue el traslado de la devaluación en el mes”, aclaró el analista Ariel Lieutier, que estimó 45% para 2018 “siempre y cuando no hayan nuevos eventos disruptivos”.

 

Impacto

 

Los sectores más empobrecidos sufrirán el ajuste inflacionario. El refuerzo de $2.700 para la AUH no alcanzará a compensar la pérdida de su poder adquisitivo. Y las jubilaciones tendrán una caída real cercana al 10%. El propio Mauricio Macri reconoció un importante aumento de la pobreza.

 

Para los trabajadores registrados, el Centro CEPA estimó que, si se sostiene el panorama actual, el salario real caerá 6,49% en promedio durante 2018. Una cifra similar dio Ecolatina: 6% de retroceso. De concretarse, CEPA señaló que el salario real promedio de 2018 será 9,85% más bajo que el promedio de 2015.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *