Con menor avance que el esperado, la negociación sigue en el Congreso

En la reunión con Macri, los gobernadores mostraron voluntad de consensuar el Presupuesto, pero quedaron puntos abiertos

Ingresos Brutos

 

El presidente Mauricio Macri tuvo su foto con la mayoría de los gobernadores de las provincias. Pero no fue la foto que quería. La mesa extensa mostraba la negociación en curso, pero no pudo lograr la imagen con el acuerdo ya sellado. Un grupo de mandatarios de la oposición, entre los que se encuentran el pampeano Carlos Verna, el formoseño Gildo Insfrán y la catamarqueña Lucía Corpacci, mostraron sus dudas y diferencias respecto de las características del ajuste que la Nación pretende y sobre las áreas que se quiere transferir, y pospusieron las definiciones. Es posible que los próximos días haya m avances, encuentros informales y discusiones, pero se da por hecho que los acuerdos posibles y la negociación sobre la letra chica del Presupuesto 2019 se saldarán (o no) en el Congreso Nacional.

 

En el encuentro con el Presidente participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, que había conseguido, con mucha muñeca política, juntar a las partes. También participó el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Macri, según trascendió, les solicitó dar un “mensaje al mundo” de apoyo y unidad, en el medio de las renegociaciones con el Fondo Monetario Internacional y luego de la “tormenta financiera”. Y recibió mensajes de apoyo, algunas críticas y demandas y cierto silencio de los mandatarios provinciales más duros. En ese sentido, hubo muestras de voluntad (mayoritaria, casi unánimes) para que el Gobierno no quede sin Presupuesto, pero persistieron las diferencias a la hora de los acuerdos.

 

“El debate se va a dar en las dos Cámaras del Congreso. Los gobernadores hemos planteado el marco de consenso político en el sentido de realizar todos los esfuerzos necesarios para lograr un Presupuesto equilibrado y que sea la herramienta que permita que el Poder Ejecutivo pueda funcionar”, señaló el salteño Juan Manuel Urtubey, uno de los más cercanos a las posturas del Gobierno, en la conferencia de prensa posterior, que compartió con los ministros Dujovne y Frigerio y con sus pares, Gustavo Valdés, de Corrientes, y Omar Gutiérrez, de Neuquén. “No tener Presupuesto sería un golpe institucional que en nada beneficiaría a ningún sector, a ninguna provincia, a ningún argentino”, señaló el patagónico en el mismo sentido.

 

En el otro extremo, el pampeano Verna volvió a ser el más duro. “En la reunión de gobernadores de hoy no nos pusimos de acuerdo ni para redactar un comunicado de prensa. Tenemos que esperar que el Ejecutivo Nacional presente el presupuesto para opinar sobre él”, señaló por las redes sociales casi al mismo tiempo que los funcionarios y los gobernadores citados intentaban rescatar aspectos positivos de la reunión. “Nosotros no vamos a dejar al país sin Presupuesto como hizo Macri con Carrió en 2009”, fue otra de sus frases contundentes de ayer, esta vez en la reunión con sus pares en el Consejo Federal de Inversiones.

 

Verna también tuvo consideraciones (no condescendientes, precisamente) con algunos mandatarios de su partido. “Yo creo que hay gobernadores peronistas que están más cerca de Macri que de Perón”, sostuvo en la conferencia de prensa posterior al encuentro con Frigerio, en el CFI. Sin medias tintas. Verna no estuvo en la cumbre con el Presidente. Por razones ligadas al tratamiento de su enfermedad, según señalaron fuentes del gobierno de La Pampa. Tampoco estuvieron la santacruceña Alicia Kirchner, el puntano Alberto Rodríguez Saá, el santafesino Miguel Lifschitz y el entrerriano Gustavo Bordet, estos dos últimos de gira oficial en el exterior. Las presencias en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada llegaron, entonces, a 19, con asistencia perfecta de los mandatarios de distritos donde Cambiemos gobierna.

 

Respecto de lo que viene, Frigerio reconoció que vienen “trabajando en paralelo con representantes del Parlamento con la idea de que ese trabajo previo pueda agilizar la discusión, el debate y la posterior sanción del Presupuesto” y sostuvo que con estas negociaciones apuntan a “dar señales para eliminar las incertidumbres y la volatilidad en el mercado y volver a tener una agenda de desarrollo”.

 

Aunque Dujovne evitó dar precisiones sobre los indicadores macroeconómicos previstos para 2019, trascendió que se estima una inflación de 23%, un dólar de 43 pesos y crecimiento 0%.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *