¿Cómo debería ser el nuevo plan con el FMI?

El acuerdo 2.0 debe ser cumplible, tener un Plan Financiero coherente con la dinámica de vencimientos y ser viable políticamente

FMI: una misión de Hacienda vuelve a viajar esta noche a Washington

Gustavo Reija Director de Macrenomic

 

Albert Einstein nos enseñó que el tiempo es una variable relativa que depende del marco referencial en el cual se encuentra el observador. Lo que Einstein nunca supo es que esto es especialmente aplicable al derrotero de la economía argentina. En nuestro país, la percepción acerca del transcurso del tiempo está permanentemente alterada y circunstancias que parecen lejanas tienen un correlato temporal muy aproximado. Veamos si no.

 

Hace sólo tres meses, el día 7 de junio pasado, en una conferencia desde el CCK, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el entonces presidente del BCRA, Federico Sturzeneger, anunciaban la firma del acuerdo con el FMI por el cual nuestro país recibiría US$ 50.000 millones.

 

Una semana después, el 14 de junio, el BCRA cambiaba de Presidente. En tan sólo 7 días uno de los dos firmantes del acuerdo ya no era funcionario público.

 

A pesar de ello, el 22 de junio se recibía el primer desembolso pautado de US$ 15.000 millones con el objeto de reforzar las reservas del BCRA y financiar gasto al Tesoro.

 

A noventa días de la firma del acuerdo, el único funcionario que sobrevive de los dos originales firmantes, se encuentra otra vez negociando con el FMI un nuevo acuerdo, con nuevas metas, ya que las que firmó hace “sólo” tres meses fueron incumplidas.

 

Sostuve en un artículo anterior que el Plan Financiero que el acuerdo contenía no era consistente con las necesidades de Argentina. El mercado terminó de convencer al Gobierno a través de una corrida cambiaria con pocos antecedentes.

 

Mientras tanto, el BCRA viene desarrollando una política de venta de dólares a cuentagotas que debilita la posición de reservas netas, las que hoy se encuentran en unos US$ 19.500 millones. ¿Es adecuada en este contexto esta política de manejo de reservas del BCRA? A nuestro juicio, no.

 

Las intervenciones bajo el método de subastas diarias sólo han logrado disminuir reservas sin estabilizar el tipo de cambio. Esta volatilidad cambiaria está destruyendo el sistema de precios de nuestra economía, sistema cuya función fundamental es brindar señales a los agentes económicos para la toma de decisiones. Dado nuestro carácter de economía bimonetaria, la indeterminación del valor del dólar (o del peso, como se prefiera), destruye las señales y paraliza las decisiones, agravando la recesión que ya venimos padeciendo.

 

Más recesión es menos recaudación impositiva, medida en términos reales. Una profundización del proceso recesivo en curso podría poner en peligro la meta de déficit cero para el año que viene. Apostar por suplir la diferencia con más impuesto inflacionario del que ya estamos pagando no parece ser un objetivo adecuado en el marco de un año electoral como será 2019.

 

Estabilizar significa quitar volatilidad, no bajar la cotización del dólar. Esto es importante. Una banda de flotación administrada del tipo de cambio entre $38 y $40, en estas circunstancias y suponiendo que el nuevo acuerdo con el Fondo sea un hecho, DEBERÍA ser el objetivo primario para la estabilización.

 

Y esto es un punto fundamental del análisis que el Gobierno debe considerar.

 

El nuevo acuerdo con el FMI debe ser concebido como un verdadero plan de estabilización. Sus objetivos, metas, magnitud de desembolsos y cronograma, deben ser tales que el mercado lea claramente que posee tres condiciones básicas: a) sea cumplible, b) contenga un Plan Financiero coherente con la dinámica de vencimientos de compromisos de los próximos años y c) sea viable políticamente.

 

Si estas tres condiciones simultáneas se cumplen, los mercados reaccionarán positivamente y podremos tener esperanzas de que dentro de 90 días no estaremos, otra vez, tocando la puerta de Christine Lagarde.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *