Alivio a la espera de que el FMI genere el rally del desahogo

Mientras sigue la negociación con el FMI, por primera vez en varios meses volvieron dólares del exterior para comprar las Lecap de Dujovne

 

Por Leandro Gabin

 

Las señales en lo financiero siguieron mejorando este semana y el Gobierno pasó un test relevante con la licitación de Lebac. El dato más importante es que por primera vez en muchos meses volvieron dólares del exterior para comprar las Lecap, los bonos que sustituirán a las Lebac en los hechos. Fueron cerca de US$ 1.000 millones los que ofertaron para la colocación de $107.000 millones que consiguió Hacienda. Desde los US$ 2.300 millones que trajo el fondo Templeton en mayo de este año para comprar Botes que no había ingreso genuino desde el exterior.

 

La novedad se repitió este jueves en el mercado cambiario cuando en las mesas de dinero observaron, también por primera vez, que había liquidación de dólares por parte de privados. Esto hizo que en la rueda cambiaria no fuera necesario la aparición del BCRA. Toda una novedad ya que 24 horas antes había inyectado $150.000 millones a la calle por el desarme forzoso a los inversores “no bancos”. Pero las Lecap fueron al rescate: aspiraron el 77% del vencimiento de Lebac en manos de privados. Este resultado trae asimismo calma para el mercado cambiario, dado que indica una descompresión de la demanda de billetes verdes.

 

Así el dólar mayorista con el operan bancos y empresas, que está sobrevaluado contra el peso, bajó hasta los $ 38,20, luego de haber tenido un recorrido importante durante la jornada (máximo de $ 39 y un mínimo de $ 37,60). En los últimos dos días ya bajó 3,9%.

 

Las apuestas hablan a las claras de un escenario más positivo que hace semanas: la recuperación de las acciones (tanto en Buenos Aires como en Nueva York) como los bonos (en dólares y ahora también en pesos por la apuesta las tasas e inflación) mejoraron el perfil de la deuda doméstica.

 

La demanda en los bonos argentinos sigue muy fuerte y los precios se siguen recuperando. El Global 2019, uno de los que el mercado tomaba para medir el “riesgo de default” ya cotiza por encima de la paridad, su retorno cayó a 5% y su spread a 200 puntos básicos. En pocos días su retorno cayó a menos de la mitad, una recuperación de 550 puntos volviendo a valores de principios de mayo.

 

Mauro Roca, Managing Director de TCW Funds, todavía cree que los spreads de Argentina son excesivos. “El riesgo país (promedio de spreads en la curva) bajó sólo 155 puntos, desde 785 unidades a 630 puntos. Esos spreads tenderán a comprimirse a medida que continúe la normalización (empinamiento) de la curva”, dice este economista argentinos.

 

Para el ex Goldman Sachs, la sequía puede terminar siendo un evento positivo para Cambiemos en 2019: obligó a abandonar el lastre del gradualismo, buscar fuentes de financiamiento alternativas al mercado, y aceleró una estanflación que probablemente ocurriría hacia las elecciones. “Contrarrestar el rebote inflacionario será el principal desafío durante los próximos seis meses. Mayor certidumbre sobre política monetaria y cambiaria con el nuevo programa del FMI será fundamental pero la política monetaria actúa con retrasos y todavía falta digerir bastante pass-through”, explicó.

 

El mercado está jugado a que el arreglo con el FMI venga con más dólares (se habla de entre US$ 15.000 y 20.000 millones que se sumarán a los US$ 50.000 millones originales), se asegure los pagos de la deuda de los próximos dos años y permita al BCRA controlar el dólar en caso de ser necesario. ¿Espera demasiado el mercado? Dujovne dejó entrever que el acuerdo estará firmado para fines de septiembre. Faltan detalles menores para que el acuerdo sea elevado al board del organismo. Mientras tanto, el mercado paga con el rumor.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *