Ultimos intentos para cambiar decisiones

El kirchnerismo trata de convencer a García Larraburu y la juventud radical exige voto a favor de los senadores del partido

 

A poco menos de dos días para el debate en el Senado del proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, legisladores y actores sociales a favor y en contra juegan sus últimas cartas para convencer a los pocos indecisos que quedan o para cambiar decisiones. Ayer, el kirchnerismo prosiguió con sus intentos de convencer a la rionegrina Silvia García Larraburu para que revea su postura de votar en contra, luego de haberse manifestado a favor, dos meses atrás. Mientras que la juventud radical dio a conocer un fuerte documento en el que le exige a los senadores de su partido que “no desoigan a la militancia partidaria” y busquen “los puntos de encuentro para aportar a una ley que verdaderamente salve vidas” en un momento que caracterizaron como “histórico”. Desde la otra vereda, crece el optimismo.

 

Con la decisión de Larraburu, el rechazo quedó con 37 votos, mientras que son 31 los que ya adelantaron que votan a favor de la iniciativa ya aprobada en Diputados o una versión con cambios en la votación en particular. El santafesino Omar Perotti y el tucumano José Alperovich, ambos del interbloque de Argentina Federal, permanecen indecisos. “Creo que los números ya están claros, va a triunfar la posición negativa, así que la media sanción de Diputados será rechazada”, sostuvo el senador cordobés del PRO, Ernesto Martínez, uno de los pocos del oficialismo que apoya la versión con cambios del proyecto. En otros sectores, subsiste un mayor optimismo. La movilización de los “pañuelos verdes”, multitudinaria en junio, cuando se votó en la Cámara Baja, es posible que se repita mañana. Martínez también desmintió las versiones deslizadas por algunos sectores a favor del aborto de que los radicales Julio Cobos y Angel Rozas, quienes ya habían anunciado su rechazo a la iniciativa, podrían rever esa postura y votar a favor.

 

Junto a los jóvenes radicales estuvieron presentes, en la presentación del documento, el exsenador Ernesto Sanz, el diputado nacional por Evolución, Martín Lousteau, y el vicegobernador de la provincia de Daniel Salvador. El encuentro fue en el Comité Nacional de la UCR. En representación de las organizaciones juveniles del partido estaban la titular de la Juventud Radical, Luciana Rached; el secretario general de la Franja Morada, Juan Pablo Cebrelli; el presidente de la Federación Universitaria Argentina, Bernardo Weber; y la dirigente feminista del radicalismo Pamela Martín García. Sin una postura orgánica de la UCR sobre el aborto legal, nueve de doce senadores radicales ya anunciaron que votarán en contra de la iniciativa, siendo el bloque que más apoyos aportará al rechazo. Sólo Luis Naidenoff, Pamela Verasay y Eduardo Costa se inclinarán por el sí, lo que generó revuelo y discusión interna subida de tono.

 

En cuanto a García Larraburu, los intentos para revertir su voto persisten. A pesar de la firmeza con la que la rionegrina expresó su cambio de posición. En el Frente para la Victoria lamentan especialmente la decisión porque hasta aquí era el único bloque que iba a votar en su totalidad en favor del proyecto.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *