Tras el debate, los partidos se quedarán sin atajos

En las próximas elecciones, a los candidatos se les exigirá que definan su posición porque muchos ciudadanos la tomarán en cuenta para definir su voto

 

El tratamiento de una ley que permita la interrupción voluntaria del embarazo siempre fue evitado por parte de sucesivos gobiernos. Lo que no pudo evitarse fue el debate en la sociedad y por lo tanto en algún momento tenía que tomarse la decisión de que esa discusión se diese en el ámbito de las instituciones. Fue Mauricio Macri quien tomó la determinación y, por eso, cuando el miércoles expresó que “no importa cuál sea el resultado, hoy ganará la democracia” tuvo razón, pero también sabía que cualquiera fuera el resultado, él había ganado. Porque habilitó un debate que todos, cualquiera fuera su posición sobre el fondo de la cuestión, creían necesario.

 

Luego de amplios debates, un prolongado tratamiento en el Congreso y masivas movilizaciones, el tema de la IVE ya no podrá volver a quedar relegado en el lugar de aquellos que nunca se consideraba oportuno enfrentar.

 

A partir de ahora, el escenario será otro y a los candidatos en las próximas elecciones se les exigirá que definan su posición porque muchos ciudadanos la tomarán en cuenta para definir su voto.

 

También deberían fijar su posición los partidos. Hasta ahora, evitaron los debates internos sobre estas cuestiones y recurrieron al atajo de otorgarles libertad de acción a sus legisladores. Así como los gobiernos evitaban tratar el tema en el Congreso, lo mismo hacían las conducciones partidarias al interior de cada fuerza. Siempre se planteó que debía primar la libertad de conciencia. Pero es un concepto que los partidos se verán obligados a modificar. Porque más allá de las creencias personales, hay cuestiones políticas involucradas y sobre las cuales un partido debe expedirse.

 

¿Cómo un partido no va a tener posición sobre un tema que involucra a la salud pública y al orden jurídico del país? Los dirigentes y los legisladores de cada partido podrán tomar la decisión que quieran en su vida personal, pero desde el punto de vista político, debe haber una definición. No será inmediato, pero se marchará en esa dirección y en los próximos debates habrá alineamientos partidarios sobre el tema del aborto como ocurre en casi todas las democracias avanzadas del mundo. Será difícil en el futuro que vuelva a darse el caso en el cual medio gobierno o medio partido esté de un lado y la otra mitad del otro.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *