Solo 1% del gasto educativo va a infraestructura

El 97%, dice un informe de Idesa, tiene como destino los salarios

Que haya una explosión en un escuela que produzca dos muertos es lamentable y cuando ocurre, como en Moreno hace pocos días, debe invitar a una profunda reflexión. Eso mismo hizo Idesa, ayer, en su informe semanal. “La tragedia de la escuela que explotó por un escape de gas es consecuencia de una gestión rudimentaria. Los salarios dejan poco espacio para insumos y reparaciones que, además, se administran centralizadamente. Es necesario profesionalizar y empoderar a los directores como actores clave de la gestión educativa”, dice el informe.

 

 

Según Idesa, el 97% del presupuesto de las escuelas del Estado en la provincia de Buenos Aires se asigna a salarios; 2% a la compra de insumos y solo 1% a infraestructura escolar. “Estos datos muestran que casi la totalidad de los recursos de las escuelas estatales se destina al pago de salarios. La contrapartida es una porción mínima de recursos públicos para comprar materiales de enseñanza, equipamiento escolar y mantener las condiciones edilicias en razonables niveles de confort y seguridad. Pero lo más negativo es que el alto gasto en salarios siquiera premia el esfuerzo y el compromiso de los docentes. Las consecuencias son escuelas sin materiales y en pésimas condiciones edilicias con docentes ausentes o desmotivados”, dicen, a modo crítico, desde Idesa.

 

“Para mejorar los resultados educativos es imprescindible modernizar los estilos de gestión. Los pilares centrales son empoderar a los directores y una estructura salarial que premie el compromiso del docente con el aprendizaje de sus alumnos”, proponen.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *