SBS: “La estabilidad actual es delicada”

El Grupo SBS, uno de los pesos pesado del mercado local, difundió su interesante informe mensual sobre la realidad económica (y política) que atraviesa el país

 

El Grupo SBS, uno de los pesos pesado del mercado local, difundió su interesante informe mensual sobre la realidad económica (y política) que atraviesa el país. Vamos por partes.

 

  • En medio de una delicada estabilidad. “Las autoridades lograron calmar el pico de volatilidad, y aunque lo hicieron al costo de altas tasas de interés reales y algo de represión financiera a través de encajes, continuar con la dinámica previa probablemente hubiera sido mucho más dañino”, dicen desde SBS. El informe se publicó antes de la suba de 15 centavos de ayer. “Sostenida sobre una postura monetaria restrictiva, la estabilidad actual es delicada y persisten dudas respecto de la reacción que pueda tener el mercado cuando el BCRA comience a normalizar su política”, agregan. Si bien “el marco económico (…) ganó en solidez y además descansa sobre un fuerte respaldo financiero internacional”, el apoyo hacia el Gobierno (y la confianza) no pasan por su mejor invierno. “Pareciera ser temprano para esperar una mejora de la confianza y las expectativas cuando apenas están comenzando a sentirse las consecuencias negativas del reciente pico de volatilidad”, dicen desde SBS. Más aún cuando el ruido político, en el fondo, empieza a escucharse y las encuestas (preliminares) que empiezan a llegar no son tan bien recibidas en la city. “La oposición enfrenta una oportunidad dorada”, reconoce SBS pero, dice, “aún no logra encadenar un discurso convincente o presentarse como una alternativa viable, y está teniendo dificultades para capitalizar la pérdida de popularidad del gobierno en los últimos meses”. Pero el Gobierno no debe hacer “all-in” con ese escenario y “las autoridades deben reconocer que el escenario electoral para 2019 se encuentra abierto y la oposición puede renacer de las cenizas”.

 

  • Pagando los platos rotos de la corrida. “Los últimos datos de actividad confirmaron el muy duro impacto de la sequía y una fuerte desaceleración para los sectores no agropecuarios en respuesta al reciente deterioro de las expectativas”, dice, a tono con las cifras del EMAE, desde el Grupo SBS. Y, además, agregan: “El sesgo restrictivo tanto en lo fiscal como en lo monetario pesará sobre el crecimiento en los próximos trimestres, a lo que se sumará una fuerte caída de ingresos reales y la merma de la confianza, con el interrogante abierto respecto de la reacción de la inversión”. Pero, en línea con el discurso del Gobierno, dicen que ese bajón puede ser breve. “En la medida en que el Gobierno logre estabilizar las expectativas como esperamos, la caída podría durar apenas 2 trimestres con la economía haciendo piso en el 4° trimestre y cerrando el año con crecimiento cero”, explican.

 

  • Reforzando las señales de política monetaria. Uno de los drivers de la recuperación de 2019 serían tasas de interés algo más bajas. ¿Cuánto más bajas? Dependerá del corcoveo del dólar y el pass-through de la reciente devaluación. Y los ajustes en tarifas, claro, que están a la orden del día. “Hoy, la realidad demanda una postura restrictiva del BCRA”, dicen en SBS. ¿Tendrá Luis Caputo espacio para bajarlas? Será una decisión que deberá sopesar porque una nueva corrida podría ser muy difícil de digerir para Cambiemos.

 

  • La consolidación fiscal toma impulso y ceden los riesgos financieros. El Gobierno blindó la caja (en pesos y dólares) para 2019: metas fiscales más agresivas y un cofre de US$ 50.000 millones. “La contención fiscal sigue personificando el mejor resultado económico del Gobierno desde comienzos de 2017, con un panorama que sigue mejorando”, dicen en SBS. “En junio, el déficit primario cayó 23,3% interanual real y acumula 2,9% del PIB en los últimos doce meses, dejando al Gobierno muy bien posicionado de cara a la meta de 2,7%”, explicitan. “Salvo que los ingresos no sufran de sobremanera ante la recesión o se dificulte la quita de subsidios, el Gobierno podría tener espacio para adelantar gastos de 2019 y suavizar el esfuerzo fiscal antes de la elección”, agregan. Sobre la caja en dólares, dicen: “El acuerdo con el FMI despeja gran parte de los riesgos financieros y evitaría tener que retornar a los mercados globales al menos hasta 2019, reforzando la sostenibilidad de la deuda siempre que el apetito por riesgo argentino no se vea afectado sustancialmente”

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *