Por devaluación, Moody’s estima que deuda llegará a 70% del PIB en 2019

“La devaluación aumenta la carga de la deuda en moneda extranjera, elevándola a más del 70% del PIB en 2019”, dijo

 

La calificadora de riesgo Moody’s Investors Service aborda las consecuencias crediticias de varios temas que afectan a la Argentina (B2 estable) mientras el país intenta resolver el rápido aumento de las tasas de interés y lucha al borde de una recesión.

 

“La reciente volatilidad incluye la depreciación de la moneda, el aumento de la inflación y una medida agresiva por parte del BCRA de incrementar las tasas de interés al 45%, el nivel más alto desde 2016, cuando la tasa de referencia a siete días se introdujo por primera vez como tasa de política monetaria”, afirma Gersan Zurita, senior vice president de Moody’s.

 

“Si bien el incremento de las tasas ayudará a contener la devaluación del peso, se debilitará aún más la economía, que se aproxima a una recesión que podría extenderse al próximo año”, vaticinó. La agencia publicó unas preguntas y respuestas sobre la situación local.

 

¿Cambió Moody’s su proyección de crecimiento económico y las previsiones de inflación?

Esperamos que la economía se contraerá 1% este año, lo que contrasta con nuestro pronóstico anterior, realizado a fines del año pasado, de un crecimiento del 3% para 2018. Esperamos que la economía se recupere solo modestamente el próximo año, con el PIB expandiéndose solo 1%. Mientras tanto, esperamos que la inflación llegue al 32% en el fin de 2018, antes de desacelerar al 22% a fines del próximo año.

 

¿Cuáles son las implicaciones crediticias a corto plazo de la devaluación del peso y el aumento inflación?

La devaluación aumenta la carga de la deuda en moneda extranjera del soberano, elevando la carga total de la deuda a más del 70% del PIB en 2019 de alrededor del 50% en 2017. Si la inflación aumenta más rápido que los salarios, a las personas les resultará más difícil realizar pagos de la deuda.

 

¿Cuáles son las implicaciones crediticias del rápido aumento en las tasas de interés?

Ahora será más difícil para las personas y las empresas pedir prestado dinero. Como resultado, la muy alta tasa de referencia seguirá perjudicando a la economía, que comenzó a contraerse después de una fuerte la devaluación y el alza de las tasas de interés en abril de 2018 redujeron la inversión y el consumo, erosionando las perspectivas comerciales para los bancos y otras empresas.

 

Moody’s prevé que el resultado de la crisis monetaria presentará desafíos políticos para el Gobierno y afectará significativamente los principales indicadores crediticios soberanos.

 

Las consecuencias crediticias del rápido aumento de las tasas de interés se manifestará en el endurecimiento de las condiciones de financiamiento para personas y empresas. Por lo tanto, el récord de la tasa de referencia seguirá perjudicando a la economía, que comenzó a contraerse en mayo después de que una fuerte devaluación y el aumento de la tasa de interés redujeron las inversiones y el gasto de consumo, socavando las perspectivas de negocio de los bancos y otras empresas.

 

“La alta tasa de inflación y la devaluación del peso sostenidas siguen afectando negativamente a las empresas de seguros generales porque incrementan los costos y gastos de los siniestros”, sostiene Zurita.

 

“Esto obliga a las empresas a depender más de los ingresos de inversiones de baja calidad para compensar la disminución de los resultados técnicos. La elevada inflación también limita el crecimiento de los seguros de vida y rentas vitalicias de largo plazo porque provocan un deterioro del valor real de los ahorros de los asegurados, reduciendo el atractivo de estos seguros”.

 

Además, el informe se centra en cómo los casos de corrupción recientemente informados afectarán a los emisores calificados. Se espera que se descubran más casos de corrupción que involucren finalmente a ejecutivos y políticos más allá de las empresas de ingeniería y construcción implicadas hasta ahora.

 

“Las inversiones nacionales y extranjeras en el sector de la construcción probablemente se verán perjudicadas mientras dure la investigación, ya que la incertidumbre legal y el riesgo de reputación ahuyentan a inversores de participar más ampliamente en operaciones comerciales con el sector”, dice la agencia.

 

La disminución de las inversiones y la producción en el sector de la construcción de Argentina, que se espera que sea del 5% del PIB de 2017, probablemente se vea reflejada en la economía en general, disminuyendo las perspectivas de crecimiento ya debilitadas para este año y el próximo.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *