Peña: “Las cosas no están tan mal como algunos dicen”

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, presentó su informe de gestión en Diputados: defendió el acuerdo con el FMI, el decreto sobre las FF.AA. y se cruzó con el kirchnerismo

 

Cruces duros, chicanas e interrupciones. Debate acalorado en un mediodía frío. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, presentó su informe de gestión ante el recinto de la Cámara de Diputados y protagonizó el esperado duelo con la oposición más dura. El Frente para la Victoria, en particular. En su intervención, defendió hoy la política económica del Gobierno y, en particular, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Y negó que haya una “crisis estructural” en el país.

 

“Las cosas no están tan mal como están diciendo algunos. No es cierto que estemos ante una crisis estructural como otras que existieron en nuestra historia argentina. No son ciertas muchas cosas que se están diciendo, respecto a, según cifras oficiales, la destrucción de empleo, la pérdida de poder adquisitivo”, sostuvo el funcionario. El ministro reconoció las “dificultades” que el país atraviesa fruto de la “inestabilidad cambiaria”, y admitió el impacto que esos temblores tuvieron en la “desaceleración” del crecimiento económico.

 

En cuanto al otro tema que fue eje de su intervención, Peña calificó como falso que el Gobierno pretenda, por medio del decreto de reforma militar, que “las Fuerzas Armadas hagan tareas de seguridad interior”. “El decreto de ninguna manera vulnera ni plantea ninguna modificación a las leyes ni a los consensos de Seguridad y Defensa de nuestra democracia. Es falso que se busque atravesar los consensos democráticos”, sostuvo en uno de los momento más tensos de la jornada en el Congreso. “Más allá de la burda utilización política que se ha querido hacer, no hay ninguna vulneración, no hay ningún fantasma que se quiera agitar, ni ninguna intención de usar las Fuerzas Armadas para otra cosa que no sea darle una tarea útil, contemporánea, que lo reconcilie con su tarea de futuro con todos los argentinos”, recalcó Peña.

 

Entre las críticas de la oposición, uno de los ejes fue la reducción de asignaciones por la eliminación de los diferenciales por zonas. El neuquino Darío Martínez le endilgó a esa decisión el disciplinamiento a las recetas del FMI y habló de “ajuste salvaje sobre los trabajadores”, que atribuyó a “una visión centralista y carente de sensibilidad social”. La rionegrina María Emilia Soria, en tanto, aseguró que el decreto 702/18 “trasgrede nuestra Constitución Nacional, el artículo 14 bis que habla de la progresividad, los derechos de la seguridad social, atenta contra el carácter alimentario” y consideró al decreto como “acto criminal”.

 

Por otra parte, en una encendida intervención, Leopoldo Moreau, le adjudicó al Gobierno responsabilidad en el supuesto ataque digital a candidatos de la oposición en la campaña de 2015, llevados a cabo por la empresa Cambridge Analytics, que se apropió de la base de datos de Facebook y Twitter, hecho investigado en el Parlamento británico. Peña negó que esto fuera así. El bloque del kirchnerismo también ingresó en el debate las denuncias sobre aportantes truchos en la campaña de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, el costo social de la crisis económica y recordó al militante fallecido en un operativa represiva Santiago Maldonado, cuyas causas de su muerte siguen investigándose.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *