Papeles emergentes caen 6% en dólares (y los de Argentina, 34%)

La renta variable de los mercados emergentes está experimentando un 2018 turbulento

 

La renta variable de los mercados emergentes está experimentando un 2018 turbulento y registrando hasta el momento una caída de 6% en dólares (15% desde el máximo de enero). En el mismo período, el índice S&P500 tuvo un aumento del 6% y casi recuperó el pico de principios de año. La diferencia de retorno entre ambos activos ha sido de 14,3 puntos porcentuales para los últimos doce meses.

 

“A raíz de la brecha de rendimientos, resulta conveniente analizar los factores que pudieron ocasionar la diferencia y luego intentar conjeturar sobre el futuro inmediato para los mercados emergentes, incluyendo Argentina”, dice GMA Capital.

 

Hay muchos factores que han contribuido a la pobre performance emergente.

 

  • Fortalecimiento del dólar y suba de tasas de interés. Mayores rendimientos en los treasuries fomentan la afluencia de capitales hacia Estados Unidos y afectan negativamente los mercados y monedas emergentes.

 

  • Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y sus principales socios comerciales. En caso de que continúe esta escalada, deberíamos prepararnos para una menor tasa de crecimiento a nivel mundial. No obstante, el mercado ya parece haber incorporado un escenario pesimista en el cual el volumen de comercio exterior se reduce.

 

  • Los desequilibrios de la economía de China. Desde 2015 la cuenta corriente China ha sufrido un deterioro significativo que se ha intensificado con la reciente tensión comercial. Hay bancos que aseguran que puede llegar a sufrir un déficit en su cuenta corriente si dicha situación continúa (hoy el saldo es positivo, pero equivale sólo al 0,92% de su PIB). Esta realidad genera presión en el yuan, que a su vez repercute sobre las demás monedas emergentes.

 

  • Políticas económicas desacertadas en los países emergentes. Luego de varios años de reformas estructurales positivas y resultados electorales en 2015 y 2016 favorables desde la óptica del mercado, varios países emergentes (incluyendo Argentina) cometieron errores de política económica en el pasado reciente.

 

  • La divergencia de crecimiento entre EE.UU. y países emergentes. La reforma impositiva en EE.UU. fue un gran estímulo. En el segundo trimestre, la mayor economía del mundo avanzó a un ritmo de 4,1% anualizado. No sólo fue el principal motor de crecimiento global, sino que acercó posiciones al crecimiento de 4,7% que registraron los emergentes en 2017.

 

En cuanto a las perspectivas, dice la consultora, conviene retomar la brecha de rendimientos de este año porque ha dejado las Bolsas emergentes con una valuación atractiva. El ETF del MSCI Emerging Markets Index (EEM) cotiza a 11,1 veces las ganancias esperadas para los próximos doce meses (forward P/E), y representa un descuento del 26% frente al ETF del MSCI World Index (URTH).

 

“Creemos que existe espacio para una recuperación de las bolsas emergentes frente a los mercados más desarrollados si los factores mencionados anteriormente no se complejizan demasiado. Sin embargo, las acciones argentinas tienen condimentos adicionales”, dice GMA Capital.

 

Con respecto a lo que sucedió en el mercado local, se destaca que el índice Merval, tras haber alcanzado el máximo histórico a mediados de enero colapsó 40,7% medido en dólares. En el año, la sangría asciende a 33,7%. Si consideramos el índice Merval Argentina, que incorpora únicamente empresas locales y excluye papeles como Petrobras Brasil (APBR) y Tenaris (TS), el desplome desde el pico de enero alcanza el 44% en moneda dura mientras que la pérdida de valor acumulada en 2018 es de 37,3%.

 

“El derrotero de la renta variable se encuentra estrechamente vinculado con la dinámica de los bonos en dólares argentinos. Específicamente, la conexión ocurre a través del riesgo país. El sobrecosto argentino para tomar deuda a diez años por encima del costo de financiamiento de Estados Unidos es una variable fundamental por dos razones. Por un lado, habla de la confianza de los inversores en el mercado financiero en general. Por el otro, el riesgo país es un componente central en la tasa de descuento a la que se actualizan los flujos de fondos proyectados de las compañías y que, en definitiva, determinan las valuaciones de las empresas y el valor de las acciones”, explica

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *