Masiva marcha desde San Cayetano por “pan y trabajo”

La movilización, que partió a las 8 de la mañana desde San Cayetano y convocó unas 200.000 personas, tuvo un claro tono opositor

 

Fue la más masiva. Así definieron en el triunvirato piquetero la tercera marcha de San Cayetano, que recorrió los 13 kilómetros que unen Liniers y Plaza de Mayo en reclamo de “pan, paz, techo, tierra y trabajo”. El aumento de la pobreza y los problemas laborales que se profundizan al compás de la crisis, aseguraron, arrastran a la calle a más y más personas. Ayer fueron unas 200.000.

 

La movilización, que partió a las 8 de la mañana desde la parroquia de San Cayetano, tuvo un claro tono opositor. La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), acompañadas por sectores de la CGT, las CTA y la Iglesia, repudiaron las políticas de ajuste del Gobierno. Y esta vez, el rechazo al acuerdo con el FMI fue la consigna central. Además, exigieron la aprobación de cinco proyectos de ley elaborados por las organizaciones (ver aparte).

 

En el acto, el titular de la CTEP, Esteban “Gringo” Castro, dijo que el Ejecutivo generó un aumento “inédito” de la pobreza, mientras permitía “la fuga al exterior de US$ 88.000 millones”. Y resaltó: “Hoy sólo el 10% de los trabajadores de la economía popular cobran un salario social. Con US$ 88.000 millones, lo cobrarían la totalidad durante diez años”.

 

“El trabajo es un eje vertebrador de nuestras vidas. El capitalismo, en su afán de concentración económica, expulsa sistemáticamente trabajadores del empleo formal. Esos expulsados hemos creado nuevas formas de trabajo: vendedores de la vía pública, cartoneros, pescadores artesanales, integrantes de las cooperativas sociales, que necesitamos tener la misma dignidad que el resto de la clase trabajadora”, reclamó Castro.

 

El debate por la legalización del aborto, que hoy se votará en el Senado, atravesó la jornada. La Iglesia, en el momento más tenso de su relación con el Gobierno, acompañó el reclamo de las organizaciones, con las que mantiene un fluido vínculo. También aprovechó para pedirle a San Cayetano “una mano para defender las dos vidas”, como dijo el cardenal Mario Poli durante la misa.

 

Por eso, algunos movimientos sociales de izquierda que en los últimos meses coordinaron sus iniciativas con el triunvirato, se despegaron de la convocatoria. El Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y el Frente Popular Darío Santillán eligieron no participar de la fecha religiosa y “poner todos los esfuerzos esta semana en apoyar la concentración en el Congreso”.

 

Empujados a la calle

 

Los dirigentes creen que la marcha de ayer no será un caso aislado. El deterioro de las condiciones de vida los empujará a la calle más de una vez durante el segundo semestre.

 

La escalada inflacionaria, alimentada por el traslado a precios de la devaluación y los nuevos tarifazos anunciados, no sólo superará los aumentos acordados en las paritarias, sino también las actualizaciones de los haberes previsionales y de los planes sociales. Esta semana, un informe del Instituto de Trabajo y Economía señaló que “los datos de julio confirman que la suba de la Canasta Básica Alimentaria superó por completo el incremento trimestral otorgado en junio para jubilaciones y asignaciones familiares”. Y el grueso de los especialistas coincide en que 2018 será un año de caída del salario real. Así, el Observatorio de la Deuda Social de la UCA estima que la pobreza podría superar este año el nivel alcanzado en 2016 (32,2%).

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *