Lula crece al 39% de intención de voto (pero su delfín no seduce)

Según una encuesta de Datafolha, el expresidente supera por amplio margen a Jair Bolsonaro, que se mantiene segundo con el 19%

Lula crece al 39% de intención de voto (pero su delfín no seduce)

 

Una encuesta de Datafolha sobre las elecciones presidenciales en Brasil realizada los días 20 y 21 de agosto y difundida hoy ratificó la ventaja de Lula sobre el resto de los candidatos. El expresidente tiene una intención de voto del 39%, mayor que en los últimos sondeos, mientras que Jair Bolsonaro se mantiene segundo con el 19%. Ninguno de los otros once anotados en la carrera presidencial llega siquiera al 10%.

 

Pero como se descuenta que la candidatura de Lula será impugnada por tener una condena en segunda instancia, importa ver qué ocurre con la intención de voto sin su participación. En ese caso, Bolsonaro sube al 22% y asoman Marina Silva con el 16%, Ciro Gomes con el 10% y Geraldo Alckmin llegaría al 9%.

 

En ese escenario, Fenando Haddad que sería el candidato del PT obtendría sólo el 4%. Es difícil de entender que retenga ese mínimo porcentaje del 39% de Lula pero podría ser consecuencia de que es desconocido para el 27% del electorado. Por otra parte, en la medida en que el expresidente siga en carrera se hace difícil el traslado de sus votos a otros candidatos. Pero cuando se formalice que no puede aspirar a la Presidencia (la fecha tope es el 17 de septiembre pero podría ser antes), la situación de Haddad debería mejorar. De hecho el 31% de los que dicen que votarían por Lula reconocen que lo harían por quién él indique si no puede presentarse y otro 18% afirma que tal vez lo haga. Si eso se concreta, representaría mucho más que el 4% que ahora afirma que votaría por Haddad.

 

Fenando Haddad, que sería el candidato del PT si Lula no pudiera presentarse, obtendría sólo el 4%

 

Faltan 45 días para las elecciones y el escenario puede cambiar, pero no mucho. Por lo tanto, todo indica que Bolsonaro accederá al balotaje y que su rival será Silva o Haddad.

 

Por ahora, el candidato preferido por el establishment que es Geraldo Alckmin no figura y los mercados ven con preocupación la conformación de un marco político polarizado que dificulte concretar los acuerdos necesarios para llevar adelante las reformas económicas pendientes. Por eso hoy el real se siguió devaluando y llegó a 4,09 por dólar, una relación que no se registraba desde enero de 2016.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *