Los permisos para construir cayeron 17,4% en junio

La superficie cubierta autorizada por los permisos de edificación se desplomó 16% contra mayo y 17,4% interanual

 

La construcción es un sector clave de la economía. Por sus encadenamientos hacia atrás y, también, porque es un gran empleador. En criollo, es un gran motor de la economía (que venía rugiendo fuerte) y, por ende, clave en cualquier análisis económico. Ayer, el Indec publicó su Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), que exhibió, en junio, una caída interanual de 0,1% y, a la vez, una suba de 0,5% desestacionalizada contra mayo.

 

Si bien daría la imagen de un virtual estancamiento (algo que también se registra en el empleo, que oscila en los 450.000 ocupados), el informe muestra un dato preocupante: la superficie cubierta autorizada por los permisos de edificación se desplomó 16% contra mayo y 17,4% interanual. Algo que, lógicamente, complicará las futuras mediciones del ISAC.

 

Los resultados obtenidos por la encuesta cualitativa que acompaña el ISAC, realizada a grandes empresas del sector, muestran expectativas desfavorables con respecto al nivel de actividad esperado para el período julio-septiembre, tanto se dediquen a realizar principalmente obras privadas o públicas.

 

En efecto, 51,4% de las empresas que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector no cambiará durante los próximos tres meses mientras que 45,9% estimó que disminuirá y solo 2,7% que aumentará. Los que estimaron una baja del nivel de actividad durante los próximos tres meses la atribuyeron fundamentalmente a la caída de la actividad económica (30,1%), la inestabilidad de los precios (22,5%) y los atrasos en la cadena de pagos (17,6%), entre otras causas. Entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, 65,6% opinó que el nivel de la actividad disminuirá durante el período julio-septiembre de 2018, 31,0% estimó que no cambiará y 3,4% cree que aumentará. Los que estimaron una baja la atribuyen a la caída de la actividad económica (18,0%), los atrasos en la cadena de pagos (16,8%) y la inestabilidad de los precios (16,2%), entre otras razones.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *