Las tasas en pesos le ganaron al dólar en julio

El mes pasado fue un “triunfo” de lo que apostaron por las tasas en pesos contra el dólar

 

El dólar terminó julio con una baja del orden del 5%, algo que no sucedió en todo el año, anotando una baja de $1,44 por dólar. Pasó del máximo de $ 28,85 al cierre de este martes en $ 27,41. Incluso, fue un “triunfo” de lo que apostaron por las tasas en pesos contra el dólar. La Lebac, que rinde 45%, o sea 3,75% mensual, resultó muy redituable teniendo en cuenta que el billete cedió. “Fue un buen mes para las apuestas a tasas en general. Creemos que agosto va a ser muy parecido porque el dólar estará tranquilo y las tasas de Lebac no pueden bajar mucho todavía”, decían en los bancos de la city porteña.

 

En el microcentro estiman que las tasas de Lebac seguirán altas, en torno al 40%, para el cierre de agosto lo que permitirá que el retorno debería ser importante pensando en un dólar que seguirá freezado. Claro que esta apuesta nadie sabe cuanto durará. Algunos dicen que el dato de inflación de julio, en torno al 3%, no dejará margen para que Luis Caputo impulse una reducción mayor de tasas. Y eso jugará para desinflar las presiones con el dólar que vienen observándose desde la segunda quincena de julio, cuando la demanda en los bancos cayó a la mitad.

 

De lo sucedido en la última rueda del mes, se puede decir que hubo un pequeño salto con algo más de volumen. El mercado de dólar mayorista spot abrió ligeramente tomador impulsado por algunas compras de bancos locales con la demanda típica de fin de mes, que encontraron ventas de exportadores en niveles más elevados que los días previos en torno a US$ 100 millones.

 

El Tesoro realizó su subasta diaria y convalidó un precio promedio de $ 27,3425, y una vez publicado el tipo de cambio de referencia, algunas compras dejaron el cierre 15,5 centavos o 0,57% sobre el final, según Global Agro Brokers.

 

Los futuros se negociaron ligeramente más ofrecidos que la divisa de contado durante toda la rueda, y no terminaron de convalidar la suba final del spot, al comprimir las tasas implícitas en torno a 100 puntos. En el Rofex se negociaron US$ 1.482 millones, un monto muy relevante por el fin de mes.

 

En tanto, en el mercado minorista, el dólar operó con un alza de apenas un centavo a $ 28,03 promedio por unidad en las principales entidades bancarias.

 

“Se tuvo un mes para la calma, la devaluación fue muy fuerte y perjudicial para el poder adquisitivo. Veníamos de mayo y junio con una caída de casi 30% en el peso, por lo que ahora vemos un rebote dado por la política del Banco Central mediante los encajes en alza y las firmes tasas de interés”, explicó un agente financiero de la banca privada.

 

Por su parte, el dólar blue también ajustó hacia abajo. Cayó 0,46% a $ 28,27 unidades con pocos negocios, para arrastrar en el mes una suba del 2,41%.

 

Finalmente, la tasa interbancaria entre entidades de primera línea (llamada call) se movió con ligeras alzas a niveles de 38/39% anual para la operatoria a corto plazo, mientras que los plazos fijos promediaban tasas del 33,75% para montos de más elevados (Badlar).

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *