Las inversiones en Vaca Muerta deberían ser 5 veces mayores

Si bien los números iniciales son positivos, los desafíos de largo plazo son muchos y variados

 

“Ahora sí, arrancó Vaca Muerta. Desde hace tiempo, se conoce el enorme potencial productivo del yacimiento no convencional de hidrocarburos en la provincia de Neuquén pero a partir del apoyo oficial, del diseño de reglas de juego más favorables, y de la iniciativa de un buen número de empresas, ese potencial comienza a manifestarse en forma de un incremento notable de la producción local de hidrocarburos”, señaló ayer la consultora Federico Muñoz y Asociados en su informe semanal.

 

La realidad de Vaca Muerta es muy alentadora. Si bien hace años se sabía que Argentina posee la segunda mayor dotación del planeta de shale gas y la cuarta de shale oil, había dudas sobre el paso de recurso mineral a recurso económico.

 

El gran resultado que mostró, entre otros, Fortín de Piedra (Tecpetrol), que ha superado incluso a muchos de los pozos más rentables de Estados Unidos, fue la demostración de la calidad del recurso. El emprendimiento del Grupo Techint ya produce 6% de la oferta de gas de Argentina.

 

El emprendimiento del Grupo Techint en Vaca Muerta ya produce 6% de la oferta de gas de Argentina

 

“Para dar orden de magnitud al recurso, las reservas no convencionales de gas representan en la actualidad entre 200 (proyección conservadora) y 400 años (proyección optimista) de producción al ritmo actual”, señaló Muñoz & Asociados y agregó que “hay que agregar además los progresos sustanciales logrados por las petroleras en términos de baja de costos de producción”.

 

Se estima que los precios breakeven en Vaca Muerta hoy son menos de US$ 50 para el barril de petróleo y menos de US$4 MBTU en el caso del gas, según Muñoz. “No es casual entonces que se hayan multiplicado las inversiones y las petroleras operando en Neuquén: hoy se cuentan 30 operadores independientes (liderados por YPF) trabajando en la región”, indicó el informe.

 

Según las optimistas proyecciones de Javier Iguacel, ministro de Energía, no sólo recuperaríamos el autoabastecimiento energético, sino que hacia 2024 se generarían US$ 18.000 millones de exportaciones netas de combustibles. Y eso que es su escenario más conservador.

 

Los desafíos

 

No obstante, el gran potencial de Vaca Muerta no está exento de difíciles desafíos. Para empezar, hoy en día el yacimiento no tiene la infraestructura necesaria para exportar, y debería pensarse en la construcción de oleoductos para transportar el recurso al Puerto de San Jorge. Iguacel ya ha deslizado que el Estado no se hará cargo de esas inversiones de infraestructura y la discusión comienza a ser si algún privado se animaría a realizar tamaña obra.

 

Para desarrollar a pleno el potencial, se estima que se necesitarían inversiones por US$10.000 millones anuales

 

“Hay que tener en cuenta, además, que para desarrollar a pleno del potencial de Vaca Muerta, se estima que se necesitarían inversiones en torno a los US$ 10.000 millones anuales, y en la actualidad estamos en apenas un quinto de esa cifra”, dijo Muñoz.

 

Otro gran desafío del sector energético es conseguir mercados donde exportar. El desfase entre el consumo invernal y el consumo en verano de gas (más de 60 millones de BTU) requiere un mercado donde colocarlo. Uruguay se ha volcado a las energías renovables y Brasil ha sido abastecido por Bolivia. En concreto, el único mercado que se vislumbra es Chile (al cual ya se le comenzará a exportar gas en septiembre), que no alcanzaría a cubrir la gran cantidad de energía que Argentina piensa producir. La alternativa, exportar gas licuado, no sería rentable según los expertos por los altos costos que implica.

 

Los desafíos de largo plazo son muchos y variados. Es necesario diagramar un plan que mire más allá del corto plazo, que cuente con el compromiso político de todos los partidos de modo de permitir explotar al máximo esta ventana de oportunidades que se abre para Argentina.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *