Las franquicias buscan atravesar la tormenta

En épocas de turbulencias económicas, las franquicias pueden ser un refugio

 

Por Florencia Barreiro

 

En épocas de turbulencias y tormentas económicas las franquicias pueden ser un refugio para los emprendedores o inversores que necesitan generar ingresos. Por lo menos, este es el espíritu que se destaca en la nueva edición de Franquicias Argentinas, la XXIV Exposición Internacional de Franquicias, Licencias, Emprendimientos y Negocios, organizado por la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF).

 

El razonamiento es bastante lógico: optar por la seguridad y el apoyo de una marca reconocida y probada para comenzar un negocio disminuye los riesgos de fracaso. La tasa de supervivencia de las franquicias durante los primeros cinco años se acerca a 85% en promedio en CABA. En contraposición, un cuentapropista tiene apenas 10% de probabilidades de tener éxito en el primer año de actividad, según datos de la AAMF.

 

En Argentina, las propuestas de franquicias presentan, además, una tasa de crecimiento constante, por encima de la expansión del PIB. Según datos del mercado, al cierre de 2018, las redes de franquicias crecerán alrededor del 10%, alcanzando por primera vez las 1.000 empresas. Y para las marcas, convocar a un tercero que invierta es una oportunidad superadora.

 

Está claro que en este contexto los franquiciados buscan opciones de franquicias que se adapten a sus necesidades actuales. En tiempos de recesión o de poco crecimiento los negocios más convenientes son los que requieren menor inversión, menor riesgos y que pueden ser más flexibles y simples de ejecutar. Según el anuario de la Guía Argentina de Franquicias (GAF), el 23% de las propuestas se ubica entre los $500.000 y $1.000.000, el 20% entre $1.000.000 y los $2 millones, y 12% entre $300.000 y $500.000. Las más económicas que requieren menos de $100.000 (6%) son las estrellas en situaciones de retracción económica.

 

La tabla

 

El ranking de 2018 de las franquicias que más crecieron en un año es sin duda, una muestra de esta tendencia que impulsa franquicias a prueba de crisis. Al tope de la lista se ubica la red de cobranza de servicios de Rapipago, propiedad de Gire. Actualmente tiene más de 4.200 posiciones (sólo 2% son propias) y en un año sumaron cerca de 600.

 

“Rapipago tiene un diferencial respecto a las franquicias tradicionales y es que nosotros no pedimos un canon de entrada”, destaca Walter Barisone, gerente de unidad de negocios de Rapipago. La empresa evalúa principalmente los antecedentes comerciales, crediticios y de comportamiento del franquiciado y también la ubicación de los locales, pero no exige una inversión mínima para empezar a facturar, lo que para muchos emprendedores es hoy una ventaja.

 

“En la actual coyuntura económica, Rapipago es una opción muy requerida para agregarle rentabilidad a los comercios que ya están funcionando o para generar rápidamente un ingreso extra”, señala Barisone. La empresa, que tiene más de 22 años en el mercado, entrega en comodato los equipos y brinda todas las herramientas de seguridad si fuese necesario. El franquiciado genera instantáneamente sus ingresos con una comisión sobre la cantidad de transacciones. El ejecutivo destaca, además, el crecimiento del negocio con la incorporación de nuevos servicios, muchas veces ligados a integrar puntos de contacto y cobro físico para los marketplaces digitales.

 

Con impacto

 

Entre las franquicias que más posiciones escalaron en los últimos doce figura también una empresa bastante nueva, no tradicional, que fue pensada por emprendedores que apuestan a un modelo de negocios sustentable. Infopan produce bolsas de papel ecológico, con publicidad impresa de los comercios que interaccionan en la zona donde se distribuyen. El modelo de franquicias -con más de 120 activas- se complementa con una red de 1.200 panaderías que actualmente reciben de forma gratuita estas bolsas en 18 provincias y en la CABA.

 

 

“Ser una empresa de triple impacto y vincular la economía, la responsabilidad social, y el cuidado ecológico es determinante para que nos elijan”, explica Nicolás Grichener, socio fundador de Infopan.”Pero creo que frente a la situación económica actual somos especialmente atractivos porque con una inversión que quizás no alcanza ni para comprar comprar un auto, cualquier persona puede empezar y generar nuevos ingresos de forma inmediata, con cierta flexibilidad horaria -que no implica dejar su empleo actual- y con rápido crecimiento”, destaca.

 

El capital para iniciar la franquicia de Infopan es de $150.000 y esa inversión se recupera en un promedio de seis meses. La empresa no pide la incorporación de empleados y una vez recibida la capacitación, el emprendedor ya puede salir a vender los espacios publicitarios y llevarse un margen de las ventas. El diseño y la producción de la bolsa, con los estándares que exige ser una empresa B comprometida con el desarrollo sustentable, está a cargo y bajo el control de la compañía. “Planteamos un punto de partida exitoso probado en más de 100 ciudades y le damos además la oportunidad al franquiciado de ser nuestro socio en un negocio con impacto”, explica Grichener.

 

Con descuento

 

La retracción del consumo en tiempos de recesión también favoreció el crecimiento del formato de supermercados de cercanía y descuento que se expandió con fuerza, junto al mayorista. Por eso, Supermercados Día también figura en el top cinco de las franquicias que más aceptación tuvieron en estos meses. Actualmente suma 600 tiendas en todo el país. “Ofrecemos principalmente una “oportunidad” para que un comerciante o un emprendedor, pueda administrar y operar un supermercado de cercanía en el marco de un modelo comercial con veinte años de experiencia en Argentina, sin realizar grandes inversiones y de la mano de una estructura de apoyo y soporte especializado”, comenta Agustín Ibero, Director de Franquicias de DIA Argentina.

 

 

El costo de ingreso es de $60.000 más el aporte de una garantía real acorde al valor del stock inicial de mercadería. El franquiciado funciona como un socio estratégico para DIA ya que desde la empresa se le ofrece la inversión en la tienda, la capacitación y el acompañamiento necesario, antes y después de su apertura. Además, se le provee del stock de mercadería, la exclusiva línea de productos Marca DIA y apoyo comercial en publicidad y promoción.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *