Larreta se reinventa para la reelección

Buscará dotar a su gestión de políticas a la medida del electorado “progre”

 

Horacio Rodríguez Larreta sufre, de a ratos, algunos dolores de cabeza provocados por el economista con rulos más conocido del país: Martín Lousteau. El ibuprofeno perfecto para las molestias que padece el jefe de Gobierno es dotar a su gestión de políticas a la medida del electorado “progre”. La franqueza es importante. El alcalde hubiera preferido sacar de la competencia al exministro de Economía, pero hubo un impedimento mayor: Mauricio Macri lo obligó a que aceptara a Lousteau dentro de Cambiemos.

 

Su consuelo puede ser ir a una primaria, que no ofrece ninguno de los riesgos que podría tener un eventual balotaje con Lousteau si compite por afuera. Para triunfar en esa primaria y también para asegurarse un amplio triunfo en la general que lo posicione para 2023, hace tiempo que el jefe de Gobierno hace una gimnasia constante para desarrollar una musculatura “progre”, y así empatizar con votantes de capas medias de la Ciudad. La urbanización de villas, las campañas a favor de la diversidad sexual, los festivales de rock y el fomento del uso de la bicicleta son algunos ejemplos de esos ejercicios. El último 24 de marzo, el Obelisco mostraba tres palabras en su frente: memoria, verdad y justicia. ¿Quién mandó a colocar esa consigna en el monumento emblemático de nuestra Ciudad? Rodríguez Larreta. En consecuencia, sea por conveniencia, o convicción política, la única verdad es la realidad, dijo el general y, por ende, la única verdad es el Boletín Oficial.

 

Paralelamente, el Presidente y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, destacan la trascendencia de reducir el déficit y el gasto. ¿Las obras de la Ciudad corren peligro? ¿El operativo “progre” está en riesgo? ¿Rodríguez Larreta se sumergirá en las aguas puras de la austeridad? En diálogo con Cadena 3, Macri ratificó el traspaso de Edenor y Edesur a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires. Además, Rodríguez Larreta tendrá que hacerse cargo, junto a Vidal, de $11.250 millones que la Nación dejará de transferirle a sus distritos por subsidios de transporte que la Ciudad y la provincia dejarán de recibir. ¿Esto dificulta la reelección de Rodríguez Larreta en el 2019?

 

La urbanización de villas es central para una franja del electorado que empatiza con ese tipo de políticas (aunque no afecte a su sector de interés). La Rodrigo Bueno, Fraga y Barrio 31 son villas de emergencia que se están urbanizando por voluntad política del jefe de Gobierno.

 

Hubiera preferido sacar de la competencia a Lousteau pero hubo un impedimento mayor: Mauricio Macri lo obligó a que lo aceptara dentro de Cambiemos

 

Agustín Forchieri, presidente del bloque Vamos Juntos de la Legislatura, afirma que “la Ciudad va a acompañar el esfuerzo fiscal de las provincias y la Nación, pero vamos a seguir haciendo un esfuerzo grande para continuar todas las obras, que sin lugar a dudas le mejoran la calidad de vida a los porteños”.

 

El dirigente del PRO, en diálogo con El Economista, respalda a la Casa Rosada: “Reducir el déficit fiscal es indispensable, es la base para que el país pueda normalizarse y crecer. El principio de la economía es que no podés gastar más de lo que ingresa, y es uno de los principales problemas que tenemos en nuestra historia y es la principal causa de la inflación”. También habla de la realidad particular de la Ciudad “Nuestra Ciudad no tiene un problema grande relacionado con el déficit, pero es lógico que tengamos que acompañar el esfuerzo fiscal que están llevando adelante Nación y las provincias”.

 

“Hay obras trascendentales en la ciudad como son las de transporte: la de los viaductos, la extensión del subterráneo, el Paseo del Bajo. A todas ellas le quedan un año más de construcción y todas van a terminarse”, explica Forchieri.

 

“No gobernamos para la izquierda ni para la derecha, sino que gobernamos para todos. Buscamos hacer una ciudad inclusiva, integrada, equilibrada de norte a sur, de sur a norte. Gobernamos para las tres millones de personas que viven en la ciudad y para las otras tres millones de personas que ingresan todos los días a la ciudad para trabajar”, atestigua.

 

“Lo que tiene a favor Horacio es que no padece los problemas de la Nación: inflación, empleo y salario. Elude los problemas y se lleva todos los aciertos”, asegura un importante funcionario del Ejecutivo porteño.

 

“Cuando contamos que Horacio va a una plaza y habla con cientos de vecinos, parece algo inverosímil. ¿Estaremos hablando de un alcalde sueco? ¡No, para nada! Sucede en la Plaza Las Heras. Más de doscientas personas le hacen reclamos al mejor estilo escandinavo, y él pone la cara, se embarra y lidia con todas las exigencias”, asevera esa misma fuente.

 

¿Alcanzará con un Gobierno a la escandinava-criolla para cosechar un triunfo en el 2019? Para acentuar este perfil progre, el jefe de Gobierno sabe que necesita invertir voluminosamente en infraestructura educativa. Una revolución educativa puede asegurarle su reelección el año que viene. Su problema es que debe lidiar con la “épica del ajuste” (como titula un escritor argentino) y enfrentar una disyuntiva entre la austeridad que pide de Macri y sus necesidades electorales.

 

Cada uno elige sus propias guerras, lo importante es tener las armas indicadas. Rodríguez Larreta no subestima a ninguno de sus adversarios. Por eso, el operativo “progre” está en marcha.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *