El plan económico fracasó y se necesita que lidere el capitán

O Macri toma las riendas de la crisis o la dinámica los puede llevar a terreno aún más desconocido

Que va a hacer macri

 

Por Leandro Gabin

 

La magnitud de la crisis ya no económica, sino política. La inacción oficial, con el mismo Mauricio Macri a la cabeza, es lo que preocupa al mercado y a los mismos funcionarios que esperan órdenes. El Presidente tiene que tomar decisiones clave. ¿Dejará que se siga devaluando el peso, que la inflación vaya al 40% este año y que se recaliente la agitación social? ¿Se animará a subir las retenciones, como pide el influyente Eduardo Levy Yeyati (ex Argentina 2020) para que el traslado del dólar no sea directo a los precios? Esas preguntas son las que están ahora en el denominado Círculo Rojo.

 

En el Council of the Americas, que se realizó ayer en el Hotel Alvear, muchos empresarios no tenían contestación acerca de cómo empezó la crisis y mucho menos como termina. “Cómo pasamos del festejo con los globos amarillos al dólar a $ 40 no lo sé”, resumía un empresario que asistió al Council. Entre los que pasaron a hacer pasillo a este tradicional encuentro se dividían entre los que creen que el dólar a $ 40 equilibrará la economía argentina y quienes piensan que esta inestabilidad terminará por fundirlos. Claro que de la mano del dólar recontraalto, producto del overshooting que se vivió, se congeló la cadena de pagos y muchas empresas frenaron sus entregas hasta ver a qué precios vender. Obviamente que cuando empiecen a despachar otra vez será con remarcaciones. “No te paga nadie y cuando lo hacen es con cheques a más de tres meses que tampoco te pagan y te los canjean por otros a otra vez dos meses más. Tenés que perseguirlos para que te paguen una factura”, relatan quienes trabajan con los grandes mayoristas.

 

Lo que viene será peor para la economía. Por el dólar sin freno el BCRA subió las tasas el 60% además de retocar los encajes. No servirá para detener la estampida del dólar pero sí complicará a las empresas. “La decisión del BCRA de aumentar la tasa de política monetaria es una clara señal de que los planteamientos de política económica hechos hasta la fecha no han sido suficiente para contener las presiones financieras que enfrenta Argentina. Un nuevo aumento en las tasas de interés, en combinación con un ajuste más severo en las cuentas fiscales, acentuará y prolongará la recesión que ya se ha iniciado. Debido a ello, la contracción económica muy probablemente se extienda al próximo año”, dijo Mauro Leos, Managing Director de Moody’s desde Nueva York.

 

El malestar también llega al accionar del hasta entonces Golden Boy de Cambiemos, Luis Caputo. Empezó a trascender que la oposición intentará interpelarlo por haber permitido la devaluación que llegó el jueves a casi el 20%. Dicen en ámbitos políticos que el ex Deutsche tendrá complicado explicar la forma de intervención. “Lo hacía al mediodía, después cuando faltan dos minutos para el cierre. Avisa. Así deja ganancias a muchos de sus ex clientes en los bancos”, acotaba un diputado peronista que promete hacer el pedido a la brevedad. Malas noticias para Caputo quien además sufrió un “escrache” esta semana en un coqueto restaurante de Palermo. En la Trattoria Olivetti sobre Cerviño se escucharon los insultos de una persona a Caputo, quien seguramente nunca pensó que le podría pasar algo así.

 

La tensión por la crisis parece no tener fin. Algunos cuentan que Macri está en shock y abrumado por la situación actual. Los mismos interpretan que eso lo lleva a la inacción y a que el Gabinete intente dar señales que terminan siendo confusas. ¿Quién le habrá dicho al Presidente que fuera a dar un anuncio de minuto y medio sobre un nuevo acuerdo cerrado con el Fondo que el mismo organismo se encargó de desmentir? ¿Quién le habrá dicho a Marcos Peña, ahora en el centro de la tormenta, que dijera que esto no es el fracaso del plan económico, algo que está completamente a la vista? Las próximas horas son decisivas. O Macri toma las riendas de la crisis o la dinámica los puede llevar a terreno aún más desconocido.

Te puede interesar

One Comment

  • Enrique dice:

    Los vaivenes económicos en nuestra economía, si bien se destaca que ocurren desde hace 70 años, personalmente lo acotaría un poco mas cercano, desde los ´90, época en la cual se trasladó el grueso industrial a nuestro vecino Brasil. La Argentina se quedó con un solo sustento: el agro. Está demostrado que eso solo no alcanza. Solo para importar un solo celular se necesitan 500 kg de soja, o sea que con un camión de soja puedo traer un paquetito de apenas unos 60 celulares. Y ni hablar de las automotrices que nos enorgullecemos de fabricar cerca de un millón de unidades, pero no decimos que solo los armamos, y que ello nos origina un déficit de mas de 6000 mill de dol. Mientras el país no se reindustrialice estos vaivenes económicos subyacerán como la pus en una herida cerrada pero infectada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *