La cosecha 2019 aportará US$ 6.000 millones más

Según Delphos, la próxima campaña alcanzaría 118 mill/tn, contra las 99 del presente año, y muy cercanas a las 123 de 2016/17

 

Debido al delicado escenario que la economía argentina atraviesa por el déficit presupuestario y la turbulencia cambiario, cobra gran relevancia el pronóstico sobre la campaña agrícola 2018/19. De acuerdo al último informe semanal de Mercados y Economía de la consultora Delphos, la combinación de una mejor cosecha que alcanzará a 118 millones de toneladas (mill/tn), mayores exportaciones y menores requisitos de importación de commodities para el sector agrícola, acarrearían una expansión de la oferta de divisas con relación a la cosecha anterior en torno a US$ 6.000 millones.

 

A fin de cuantificar el impacto esperado de la cosecha, en primer lugar, los analistas consideran que será mejor a la presente. En este sentido, resaltan que el aumento de las cantidades producidas es generado por el lado del producto estrella, la soja, que sufrió una merma en su producción de 17,5 mill/tn respecto a 2016/17 y del cual se espera un retorno de 55 mill/tn. Por otro lado, indican que la evolución para el maíz y el trigo, es distinta, ya que son los principales beneficiados por la eliminación de las retenciones y sus cosechas se mantienen en niveles constantes y prácticamente inalteradas.

 

Las expectativas sobre la producción tienen su correlato en los niveles de exportación proyectados para el próximo año. Al respecto, desde Delphos señalan que se destacan los aumentos del poroto de soja, que pasaría de 3 a 8 mill/tn (158%), el aceite de soja (32,5%) y el trigo (13,7%). En cuanto a los precios de exportación de los commodities, con base en el análisis de los contratos futuros genéricos más cortos, los analistas observan una caída de US$ 55 la tn en el precio de la soja respecto de los contratos de 2017, y subrayan que el contrato a marzo de 2019 cotiza a US$ 337, con una diferencia de US$ 13 respecto a marzo de 2018. Por esto, resaltaron que “es esperable un precio promedio menor al de la cosecha actual”, y agregaron que “el caso del trigo a diciembre de 2018 es similar, mientras que los contratos de maíz estarían convergiendo a US$ 20 más respecto de la campaña actual”.

 

Perspectiva fiscal

 

Por último, merece especial atención la evolución de las alícuotas sobre los derechos de exportación, ya que resulta determinante al momento de estimar la variación en los ingresos corrientes de la Administración Central. A la eliminación de las retenciones al trigo y al maíz en 2015 se adicionó un esquema de alícuotas decrecientes sobre la soja y sus derivados, con el cual se pretendía convalidar una reducción desde 30%-27% hasta 18%-15%, respectivamente, entre diciembre de 2017 y 2019. Sin embargo, el reciente anuncio de la cartera de Hacienda respecto de la interrupción por seis meses representa un aumento de 3 puntos porcentuales para las exportaciones de harina y aceite de soja. Por lo tanto, de acuerdo a Delphos, la recaudación en concepto de derechos de exportación sobre la soja y sus derivados sería de US$ 165 millones superior a la estimación del presente año, y destacan que “el principal driver lo constituye la caída de 6 puntos porcentuales en las alícuotas, que compensan negativamente el aumento de 5 mill/tn en las cantidades de soja poroto a exportar”. En este sentido, advierten que “de no haber instrumentado la suspensión de las alícuotas, la recaudación hubiera caído por US$ 266 millones. Este diferencial salda apenas el 3,3% de los US$ 7.400 M necesarios para anular el déficit primario”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *