Cinco reformas para evitar la corrupción en la obra pública y el Estado

“El Gobierno promovió una agenda de reformas para transparentar la gestión del Estado y hacer más difícil y más visible la corrupción”, dicen desde el Gobierno

Desde fines de 2015, el Gobierno promovió una agenda de reformas para transparentar la gestión del Estado y hacer más difícil y más visible la corrupción. “Gracias a este impulso se lograron avances y reformas importantes”, sostiene una nueva Carta de Jefatura, que reseña esos progresos logrados en un intento de diferenciarse, al calor de “los cuadernos de la coimas”, de las prácticas del Gobierno anterior.  Agrega Jefatura: “Estamos en el camino correcto, pero la agenda de integridad y lucha contra la corrupción debe ser actualizada permanentemente”.

 

1. Se aprobaron las leyes de Arrepentido para los Casos de Corrupción y Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas, fundamentales para agilizar las investigaciones sobre corrupción, y la Ley de Acceso a la Información Pública.

 

2. Se crearon nuevos procesos de licitación de obras, que multiplicaron la cantidad de ofertas y permitieron mejores precios para el Estado. Por ejemplo, en 2015, un kilómetro de autopista costaba US$ 4,7 millones y hoy cuesta US$ 2,2 millones. A la vez, en medicamentos contra el cáncer y la hemofilia, PAMI logró un ahorro del 82% gracias a nuevos sistemas de licitaciones.

 

3. “Se crearon (por primera vez) reglas sobre conflictos de intereses de los funcionarios de Gobierno, se mejoró el control de sus declaraciones juradas patrimoniales y se prohibió a los ministros tener familiares en el Estado. La Oficina Anticorrupción administra cada año más de 45.000 declaraciones juradas y verifica el contenido de las declaraciones juradas de 1.500 funcionarios del más alto rango de la administración central”, agregan desde Jefatura.

 

4. A la vez, se impulsó la digitalización del Estado a través de herramientas como el expediente electrónico, que ya funciona en más de 150 organismos y cuenta con más de 6,6 millones de expedientes generados, y garantizan el registro y la transparencia de todas las operaciones.

 

5.El año pasado se crearon los sistemas electrónicos de compras y contrataciones Compr.ar y Contr.ar. Estos mecanismos dan mayor accesibilidad, transparencia y eficiencia al uso de los recursos públicos. Ya hay procesos de compra y contratación iniciados por más de $130.000 millones.

 

“Estos avances ya están produciendo resultados. Desde 2015, Argentina ascendió 21 puestos en el ranking internacional de percepción de corrupción y pasó desde el puesto 107° al 85° sobre 176 países. Es la primera vez desde que existe este ranking que la Argentina está en la primera mitad de la tabla”, agregaron en Jefatura.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *