CFK, entre el fin de la intervención del PJ, Moyano y Bonadio

Hoy, en un plenario de Smata, la senadora nacional volverá a encontrarse con Hugo Moyano, luego de más de cinco años de desencuentro

 

Tres hechos marcan o marcaron la semana de Cristina Kirchner. Por un lado, el judicial. La causa por supuestas coimas en la obra pública durante su gestión dejó más de una decena de detenidos, entre funcionarios y empresarios, y una citación para declarar en los tribunales de Comodoro Py ante el juez federal Claudio Bonadio, que ayer volvió a pedir su desafuero. En otra causa (llamada, en este caso, Los Sauces) el fiscal Gerardo Pollicita solicitó que vaya a juicio por presunto lavado de dinero. Por otro lado, el fin de la intervención del PJ dictaminado por la Cámara Nacional Electoral. Y el encuentro de hoy, en un plenario de Smata, donde la senadora nacional volverá a encontrarse con Hugo Moyano, luego de más de cinco años de desencuentros.

 

Justicia

 

La expresidenta tendrá que presentarse el 13 de agosto ante Bonadio, en la causa que conmovió las últimas horas de la política argentina. Además, el juez federal pidió formalmente ante el Senado de la Nación autorización para allanar tres domicilios de la expresidenta, en el marco de la causa por los cuadernos con detalles sobre supuestas coimas en la obra pública durante su gestión. En Río Gallegos, El Calafate y la Ciudad de Buenos Aires. En cuanto al desafuero, la solicitud parece adversa. Necesita los votos mayoritarios de la Cámara Baja, ecuación política difícil que se concrete, dada la distribución actual de fuerzas y los recelos de unos y otros. “Se ratifica la posición institucional del Senado en el sentido de que no procede el desafuero mientras no haya sentencia. Además, el proceso penal se puede llevar a término hasta la sentencia misma sin ningún tipo de impedimento debido a los fueros”, señaló ayer Miguel Angel Pichetto, presidente del bloque Argentina Federal al respecto.

 

Política

 

En cuanto a la decisión de la Cámara Nacional Electoral de revocar la intervención del PJ dispuesta en abril por la jueza federal María Servini de Cubría, en el kirchnerismo oscilan entre la cautela y el optimismo. La decisión repuso al frente de esa fuerza a José Luis Gioja y al resto de las autoridades que habían sido desplazadas, y cerca de Cristina revisan la estrategia de extender el armado territorial de Unidad Ciudadana a partir de este nuevo dato. Esperado, pero que se prolongaba. Sin definiciones sobre estrategias electorales, sobrevolaba cierto temor de que el partido, bajo la conducción de Luis Barrionuevo, terminase siendo utilizado en contra de los intereses de la expresidenta.

 

“Se ha hecho Justicia”, señaló exultante Gioja. Y describió a la decisión como una “bocanada de oxígeno grande” para el peronismo. Luego de la intervención, el sanjuanino había generado una conducción paralela a través de la Mesa de Acción Política que integraba junto al presidente del Congreso partidario, Gildo Insfrán. “Tener el sello sirve. Ese sello hay que transformarlo en un instrumento que esté al servicio de la unidad y los intereses del pueblo argentino”, indicó Gioja, partidario de que esa unidad se haga efectiva a través de una interna abierta que dirima las diferencias, sin deserciones ni pasos al costado.

 

En cuanto al encuentro de Smata, Pablo Moyano confirmó ayer que estaba invitado al encuentro y dio como posible el diálogo entre ellos, promovido en los últimos meses por aliados en común. “Moyano y Cristina son las únicas personas que le pueden poner un freno a este modelo económico, por eso el ataque constante del Gobierno y de los grupos mediáticos todos los días a Moyano y a Cristina”, sostuvo en una entrevista con radio Cooperativa. Y agregó: “Ellos son los que pueden llevar adelante hoy la unificación del peronismo para que el año que viene un dirigente del peronismo vuelva a conducir los destinos del país y los trabajadores que perdieron beneficios puedan recuperarlos”. El acto, tal como adelantó El Economista la semana pasada, se llevará a cabo en Cañuelas y también contará con la presencia de Ricardo Pignanelli, secretario general del gremio de los mecánicos.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *