El BCRA vendió US$ 210 M de reservas pero el dólar volvió a cerrar en alza

El tipo de cambio minorista subió 7 centavos y cerró al récord de $31,54. El mayorista avanzó a $30,97, en una rueda con persistente demanda y escasa oferta no oficial

El BCRA volvió a intervenir pero el dólar subió a $38,71

 

La demanda de dólares no afloja y el BCRA volvió a vender reservas en el mercado cambiario para contener la devaluación del peso. Los US$ 210 millones de dólares que adjudicó la entidad que conduce Luis Caputo en dos subastas no alcanzaron y el billete subió otros 7 centavos a $31,54. El mayorista hizo lo propio y terminó en $30,97.

 

“El dólar sigue demandado y con pocas ofertas, salvo las dos licitaciones del BCRA”, explicó Fernando Izzo. “La escasez de la oferta exigió la renovada presencia oficial para acotar parcialmente la suba de tipo de cambio mayorista”, señaló Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

 

En un contexto de fuerte apetencia de divisas estimulada por los desequilibrios locales, Izzo explicó que se sumaron las habituales compras por “coberturas de bancos y empresas, ya que esta es la última semana del mes. Además de no haber ningún tipo de licitación en pesos ni en dólares, pero con la tasa de interés del ‘call money’ sin variantes en 42% y las Lebac en el mercado secundario a 23 días se estuvieron operando en el mismo nivel de tasa del último viernes”.

 

La autoridad monetaria reapareció con dos subastas, pero sólo logró moderar la suba

 

Y agregó: “Como el BCRA sigue regulando el flujo de dólares y manteniendo el precio como máximo en la figura de $31, hoy se vio obligado a efectuar dos licitaciones”. En la primera, a las 11:25, se adjudicaron US$ 100 millones sobre US$ 300 millones ofertados a un precio promedio de $30,87, y en la segunda, a las 13:15, se vendieron US$ 110 millones también sobre US$ 300 millones ofertados a $30,84 de promedio.

 

Por su parte, el analista financiero Christian Buteler planteó que “hoy el problema es de confianza, no hay medida que tome el gobierno que dé el resultado que se espera (eso sin hablar de las idas y vueltas en las medidas)”. Y sostuvo que la credibilidad se perdió a fuerza de metas incumplidas y del empeoramiento de los indicadores macroecónomicos. “La verdad es que hoy tenemos más inflación, una moneda más débil, caída en la actividad, tasas por las nubes, problemas de empleo, etcétera”, agregó.

 

El volumen operado en el segmento de contado subió a US$ 674,146 millones, mientras que en el de futuros del MAE se hicieron apenas US$ 0,2 millones. En los futuros del Rofex, se operaron US$ 821 millones, de los cuales casi el 40% se pactó entre agosto y septiembre con precios finales de $31,01 y $31,935 respectivamente, con tasas de 11,79% y 33,45%. A fin de año y enero se operó más del 30% del volumen, a $34,45 y a $35,50 a una tasa de 32,55% y 34,01%.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *