Tras la lluvia de inversiones, la tormenta: catarsis oficial para ratificar el rumbo

20 de julio, 2018

 

Por Leandro Gabin 

 

No hay margen para dar marcha atrás. El Gobierno, más allá de dejar entrever que subestimó un poco la crisis, sigue apostando por lo mismo desde el Día 1: que las expectativas cambien, que la población crea que lo que viene será mejor y que este es un costo que el país tiene que asumir para volver a crecer. Mauricio Macri lo dejó en claro en un raid de 48 horas en el que dio una conferencia de prensa, habló con usuarios en la red social Instagram y participó del 164° Aniversario de la Bolsa, entrevistado por Adelmo Gabbi. El mensaje fue siempre el mismo: todavía hay que confiar que se saldrá de la tormenta financiera.

 

El voluntarismo oficial en medio de una crisis de confianza (que no sólo tiene a los agentes locales como protagonistas sino también a los extranjeros) fue comentado en Nueva York. En el piso once de un banco de inversión neoyorquino, cuya sede central se encuentra en la avenida Madison, se debatió la presentación del Presidente del miércoles. “Nadie se quedó con ganas de comprar bonos argentinos y la verdad es que no se escuchó nada nuevo”, explicaba un importante financista. Para Wall Street, no hay razones para volver a sumar títulos de la deuda local que, además, inundaron la plaza desde que Cambiemos hizo retornar al país al mercado voluntario de deuda. La visión es que el desafío del Gobierno macrista es tan elevado, y con desenlace incierto, que no amerita hacer apuestas muy arriesgadas. “Hoy hay más riesgos a tener que salir de una posición admitiendo pérdidas que ganar plata y no está fácil”, remarcó el mismo operador.

 

En Buenos Aires hubo un poco más de contemplación los socios e inversores de la Bolsa que fueron a escuchar al Presidente. Claro, Macri jugó de local. No solo porque Gabbi le tiró muchos centros a la cabeza sino porque el público aplaudió las frases del Primer Mandatario. “Se positivamente todo lo que cuesta todos los días resolver las cosas. Pero estoy convencido de que no dudé un instante en que estamos en el rumbo correcto”, concluyó fervientemente en la histórica institución bursátil.

 

El Gobierno intenta mostrar que el camino del ajuste fiscal se mantendrá y que llegó el momento repartir costos. Lo dejó en claro ayer el mismo Nicolás Dujovne, quien afirmó que no hay chance de que no se cumplan las metas. Claramente el pacto con las provincias para realizar la baja del déficit se resolvió de una manera en donde no puede haber mucha queja externa: el Gobierno se hace cargo de podar $ 200.000 millones y las provincias, los restantes $ 100.000 millones.

 

Es lo que le presentará el oficialismo a Christine Lagarde, la Nº 1 del FMI que llega a Argentina a las sesiones del G 20. Hoy habrá una reunión bilateral del ministro de Hacienda y Finanzas con Lagarde que terminará, más tarde, con un cena de la que, además de Dujovne, participarán Marcos Peña, Luis Caputo y el Presidente. El Gobierno le pasará revista a como vienen las negociaciones por el gasto y la inflación, que viene peor de lo que esperaban. El dato de junio complicó la meta para 2018, que parecía altamente cumplible porque ahora llegar al 32% como techo en 2018 parece desafiante.

 

La agencia de rating Moody›s publicó un informe que analiza el acuerdo entre Argentina y el FMI, que implica reducir las transferencias discrecionales a las provincias argentinas en 12% durante 2018 y 54% durante 2019. Moody›s considera que dicho acuerdo “es negativo en términos crediticios para las provincias, ya que tendrán que compensar la reducción prevista de las transferencias discrecionales mediante un recorte de sus gastos, lo que podría ser desafiante dado el alto ambiente inflacionario en el país y las elecciones de mediados de 2019”.

 

Entre las provincias argentinas calificadas por la agencia, prevé que las más afectadas serán las que con una mayor proporción de transferencias discrecionales con relación a sus ingresos totales, tales como Buenos Aires, Chubut, Misiones y Chaco, precisamente las que más castigo están teniendo en sus bonos emitidos en el exterior.

 

La situación de la opinión pública, no obstante, no se recupera y empieza a pasar facturas. El Indice General de Expectativas Económicas (IGEE), que mide la percepción de la población sobre la situación económica y laboral en el país, cayó 6% en junio y cierra el primer semestre del año con una baja de 8% con respecto al mismo período del años pasado, según la última publicación de Kantar TNS (una de las agencias de investigación más grande del mundo).

 

“Mientras el primer trimestre había logrado valores positivos respecto a igual período del 2017, el segundo trimestre revirtió drásticamente la tendencia principalmente por las peores evaluaciones respecto al futuro (económico más que laboral), y empujado por el impacto inflacionario en los consumidores”, explicó Mercedes Ruiz Barrio, investigadora senior de Kantar. “Si bien tanto las percepciones sobre el presente y el futuro están afectadas, la caída es aún mayor respecto al momento actual, cuando se ve afectado el poder adquisitivo de mediano plazo”, añadió.

 

Según la agencia, el comportamiento que se registró en junio no logró revertir las caídas del segundo trimestre y cierra con un pesimismo marcado desde la evaluación de la situación económica presente e incertidumbre respecto al futuro, porque la evaluación concreta de aumentos de precios y situación del ingreso impacta en la valoración general. “Si bien las evaluaciones negativas respecto al rumbo del Gobierno crecen entre los jóvenes de 25 a 34 años y del conurbano bonaerense, el impacto de costos es más mencionado en el grupo de 35 a 49 años, de los niveles medio altos y los habitantes de la ciudad de Buenos Aires”, consigna el estudio.

 

Macri tendrá una ardua tarea en recuperar no solo la credibilidad de los inversores, sino la de aquellos que, en algunos meses, volverán a decidir en las urnas si, como el Presidente, están tan convencidos del rumbo.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *