“Tenemos que bajar los costos en Vaca Muerta”

El CEO de Tecpetrol, Carlos Ormachea, participó ayer del ciclo de conferencias organizado por el Rotary Club

 

El CEO de Tecpetrol, Carlos Ormachea, participó ayer del ciclo de conferencias organizado por el Rotary Club de Buenos Aires (que siempre tiene muy buena convocatoria) y dejó interesantes reflexiones sobre Vaca Muerta en base a su experiencia allí.

 

El ejecutivo, con más de cuarenta años de experiencia en la Organización Techint, comenzó su discurso haciendo referencia al proyecto de gas en Fortín de Piedra en Neuquén, que comenzó en 2017 y adonde tienen una concesión por treinta y cinco años. Actualmente, dijo, están inyectando 8 millones y medio de metros cúbicos de gas por día y, en pocas semanas más, se agregarán 5 millones más. “Es el 10% de la producción de todo el país y hace un año era 0”. Hubo aplausos cerrados desde el exigente auditorio.

 

“Ese recurso puede convertirse en una fuente de energía muy barata que mejore la competitividad de todo el sistema productivo”, agregó y ponderó positivamente el acuerdo entre sindicatos, empresa y el Gobierno, logrado a los inicios de la gestión de Cambiemos. Además, claro, del “horizonte de precios que fijó el Gobierno, que reduce el riesgo”. Hoy, ese precio oscila cerca de US$ 7 M/BTU.

 

Su apuesta no es menor: US$ 2.300 millones (y eso es solo la fase inicial). El CEO, licenciado en la UNLP y con un MS en Stanford University, detalló que el proyecto pretende llevar la producción de 0 a 15 millones metros cúbicos por día durante unos diez años. “Esperamos llegar a los 12 millones de metros a fin de 2017 y finalmente nos vamos a estabilizar en 15”, sostuvo.

 

“Vaca Muerta es el recurso virtualmente infinito para las necesidades de gas de la Argentina”, agregó. Los números así lo confirman. La reserva (la parte de los recursos que se puede producir económicamente) hoy son menos de 12 millones y el consumo en un año es menos de 2. “Ese es el orden de magnitud”, sentenció. “Son recursos para casi doscientos años de consumo. No lo vamos a usar nosotros. Es una oportunidad extraordinaria de exportación si somos capaces”, dijo, como desafío.

 

Sobre la diferencia de extracción de shale de Estados Unidos con respecto a Argentina, Ormachea expresó que hay diferentes factores que influyen, pero uno fundamental es el costo de perforación. “Argentina todavía está 40% arriba y la mayor diferencia está en la productividad de los factores”, señaló.

 

Ormachea también fue consultado sobre el “conflicto mapuche” y su impacto en la operatoria de las actividades, pero explicó que esas tensiones, en alza últimamente, están radicadas más debajo de Bariloche.

 

“Necesitamos que Argentina se consolide como un lugar seguro para invertir”, dijo, también a modo de desafío, para lograr todo el potencial de la prometedora roca. “Necesitamos, también, generar una cadena de valor que vaya mejorando, así como los procesos y los recursos humanos”, agregó

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *