La cantidad de sueldos necesarios para comprar un auto volvió al nivel de 2016

Por el impacto de la devaluación y la pérdida de poder adquisitivo, ahora se necesitan 12,8 salarios para adquirir un vehículo pequeño (a principios de año se precisaban 10,6)

La cantidad de sueldos necesarios para comprar un auto volvió al nivel de 2016

 

Por Horacio Larghi Director de Invenomica

 

En mayo ya se había advertido un freno en las ventas de vehículos ante los fuertes aumentos de precios. Pero muchas operaciones se habían concretado en los dos meses previos y las ventas en el quinto mes aún mostraron un crecimiento. Sin embargo, en junio la situación fue diferente y se registró una caída en torno al 18% respecto del mismo mes del año anterior, según Acara.

 

La devaluación del tipo de cambio impactó fuertemente en el precio de los vehículos, dejando expuesta la baja integración de la producción con autopartes de fabricación nacional, un problema histórico en la industria automotriz argentina. Además, la gran participación de autos importados, fundamentalmente de Brasil que vienen con precios en divisas, son determinantes en la formación de precios en el mercado local.

 

La cantidad de sueldos necesarios para comprar un auto volvió al nivel de 2016

 

En los primeros meses de 2018 se había registrado un mínimo histórico en cantidad de sueldos necesarios para adquirir un vehículo pequeño gracias a los fuertes descuentos de las terminales y la recomposición salarial por el ajuste de paritarias y cláusulas gatillo. Puntualmente, se alcanzó un mínimo de 10,6 sueldos para comprar una unidad pero esta tendencia se revirtió fuertemente a partir de abril. En dicho mes, el dólar comenzó a registrar una fuerte volatilidad y con ello las terminales comenzaron a aumentar precios de lista y reducir bonificaciones.

 

A fines de 2017, la categoría de pequeños hatchback –compuesto por modelos como el Gol Trend, Sandero, Fox, Argo, 208, Etios, Onix, entre otros- alcanzaba un precio promedio en torno a $294.000 incluidas las bonificaciones. En cuanto a los salarios, la remuneración promedio de los trabajadores registrados del sector privado, según el Ministerio de Trabajo, se ubicaba en torno a $26.400.

 

Si los salarios no acompañan los aumentos de los bienes durables, las ventas se contraen de manera casi automática

 

En junio la situación fue completamente distinta. Los precios de los vehículos pequeños aumentaron alrededor del 15% en solo dos meses (mayo y junio), y por supuesto los salarios no acompañaron dicho incremento. Actualmente el precio promedio de los pequeños hatchback alcanzan los $360.000 incluidas las bonificaciones. Salvo contadas excepciones como el Chery QQ ya no existen modelos ni versiones por debajo de los $300.000.

 

En consecuencia, en junio la cantidad de sueldos necesarios para adquirir un vehículo pequeño se ubicó en 12,8 sueldos, similar a los valores registrados en 2016. Este es el principal motivo que explica el freno de las ventas. Si los salarios no acompañan los aumentos de los bienes durables, las ventas se contraen de manera casi automática.

 

Hasta tanto no se terminen de aceptar nuevos ajustes de sueldos en unas paritarias que parecen abrirse, los precios de los vehículos seguirán creciendo, internalizando la reciente devaluación y el ratio se sueldos necesarios para adquirir un vehículo promete seguir engrosándose.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *