Oferta de Vidal y rechazo de los gremios: 15% y un plus de 1,7% no remunerativo

La paritaria docente bonaerense se retomó después de tres meses. Podría haber paro la próxima semana en el regreso de las vacaciones de invierno

 

La paritaria docente bonaerense, el conflicto gremial más extenso del año, sigue sin resolverse. Esta tarde, el Gobierno provincial y el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) retomaron las negociaciones tras más de tres meses, pero las distancias no se acortaron. Es que los funcionario de María Eugenia Vidal apenas se movieron de su propuesta de abril: 15% de aumento sobre el básico más un plus de 1,7% no remunerativo en concepto de materiales didácticos, con una renegociación en agosto (cuando sólo faltan ocho días para ese mes). Como era más que previsible, los sindicatos rechazaron la propuesta a la que consideraron “una burla” y reclamaron un aumento del 30% con cláusula gatillo.

 

Con este panorama, el regreso a las aulas después de las vacaciones de invierno no está garantizado. Si bien el FUDB (integrado por Suteba, FEB, Udocba, Amet y Sadop) aún no lo confirmó porque espera una nueva convocatoria de la PBA antes del jueves, empieza a cobrar fuerza la posibilidad de iniciar un paro de 48 ó 72 horas la próxima semana. La medida de fuerza había sido anunciada hace algunos días pero los gremios la dejaron en suspenso luego de la convocatoria de Vidal.

 

El Gobierno señaló que la oferta fue del 16,7% y que “esto garantiza que los docentes no pierdan contra la inflación”. Sin embargo, Roberto Baradel, titular de Suteba, lo desmintió: “Sólo ofrecieron el 15%. El 1,7% es una suma fija no remunerativa, no la cobran los jubilados y no se cuenta para el aguinaldo”.

 

El FUDB espera una nueva convocatoria antes del jueves y exige 30% de aumento con cláusula gatillo

 

Por su parte, el secretario general de Udocba, Miguel Díaz, ratificó que esperarán una nueva convocatoria para el jueves y luego definirán si llaman a una huelga.

 

“En términos porcentuales, es exactamente igual que las anteriores propuestas, seguimos perdiendo poder adquisitivo”, agregó Silvia Almazán, secretaria general adjunta de Suteba.

 

La nueva oferta del Ejecutivo provincial se aleja incluso de la nueva pauta del Ministerio de Trabajo nacional, que homologó paritarias en torno al 25% durante las últimas semanas. Sin embargo, la meta inflacionaria acordada con el FMI para este año es de 27% (+/- 5) y las consultoras privadas ya ponen en duda que se cumpla con el techo de 32% pautado. Así, lo salarios se encaminarían a una muy fuerte pérdida de poder adquisitivo.

 

En conferencia de prensa, y con una mirada contrapuesta, el ministro de Asuntos Públicos de la PBA, Federico Suárez, dijo que “es mentira que con esta propuesta se pierda poder adquisitivo” porque “garantiza 16,7%” en siete meses, “que es más que lo que midió el Indec de inflación para el primer semestre” (es decir, un mes menos). Y aseguró que “con los cinco adelantos que hicimos, hemos cuidado el poder adquisitivo de los salarios durante todos los meses”. Sin embargo, insistió en que “no vamos a ofrecer lo que no podamos pagar”.

 

Además, Suárez descartó la posibilidad de que se aplique este año la cláusula gatillo y ratificó que el gobierno propone una cláusula de revisión.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *