La inflación tiene piso de 30% en 2018, dice Ecolatina

8 de julio, 2018

Las metas más analizadas del acuerdo del Gobierno con el FMI, lógicamente, son las fiscales. Pero no son las únicas. También hay metas para otras variables, entre ellas, la inflación que, si no se cumplen, obligarán a las partes a sentarse a negociar. Sobre eso advierte Ecolatina en su último informe.

 

“El IPC GBA Ecolatina acumuló un alza de 16% en la primera mitad de 2018. La suba de precios regulados explicó la aceleración de la inflación en el primer trimestre (+6,9%) y el salto cambiario la fuerte suba del segundo trimestre (+8,5%)”, explica.

 

 

¿Y cómo sigue? “Las presiones inflacionarias seguirá latentes en la segunda mitad del año: todavía no se registró todo el traslado a precios de la reciente depreciación cambiaria. Asimismo, más temprano que tarde, tendrá lugar un reacomodamiento de precios relativos: la reapertura de paritarias y los reclamos de las empresas del sector energético por recomponer la suba de costos producidas por el salto del dólar, dan cuenta de que las tensiones inflacionarias persistirán incluso si perdura la tregua cambiaria”, agregan.

 

“Si no se materializan nuevos saltos del dólar en lo que resta de 2018, la inflación rondaría 13% en el segundo semestre. Como resultado, acumularía 30% a diciembre de 2018, por encima del centro de la meta (27%) acordada con el FMI y apenas por debajo de la cota máxima (32%)”, dicen.

 

Así, acotan que “la inflación promediará 32% anual en los primeros tres años de Cambiemos, superando en más de 5 puntos la media anual del período 2008-2015”. Aunque, por cierto, con una salvedad: “Cabe destacar que el Gobierno de Mauricio Macri ha corregido buena parte del atraso cambiario y tarifario acumulado durante esos ocho años”.

 

 

El desafío también estará presente en 2019. “La meta de inflación acordada con el FMI para 2019 es 17%. Asimismo, para no tener que enfrentar a la Junta Ejecutiva del FMI la suba de precios debería ser inferior a la cota máxima (21%)”, añaden.  Pero la ambiciosa meta de reducción del déficit primario impulsará nuevos ajustes tarifarios y, asimismo, la necesidad electoral de recomponer la caída del salario real sufrida en 2018 impulsará al alza el costo laboral. “Por ende, es probable que el año que viene la inflación supere la cota máxima acordado con el FMI (21%)”, advierten desde Ecolatina.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *