“INVAP muestra que se puede hacer tecnología competitiva en el país”

El Economista dialogó con Jorge Aliaga (Ex Decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA)

 

Entrevista a Jorge Aliaga Ex Decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (UBA) Por Delfina Torres Cabreros

 

“El INVAP es una experiencia particular en Argentina, casi única. Es una prueba de concepto: una demostración de que se pueden hacer las cosas bien”, sostiene Jorge Aliaga, físico de profesión, ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y actual secretario de Planificación y Evaluación Institucional en Universidad Nacional de Hurlingham. Tras las declaraciones del presidente Mauricio Macri, que anticipó que “no hay plata” para sostener los proyectos firmados por el Gobierno anterior con la empresa, el científico repasa la trayectoria de INVAP y advierte sobre las consecuencias que acarrea la desinversión.

 

¿Cuál es la expertise particular del INVAP?

INVAP empezó con la parte nuclear y se fue diversificando a lo largo del tiempo. No es una empresa cuya especialidad sea fabricar cosas en serie. Su especialidad es: vos le tirás un problema y ellos te encuentran la solución. Buscan la tecnología, la prueban, hacen la ingeniería, construyen un prototipo y te entregan una cosa que funciona. Empezaron con la parte nuclear, luego la satelital, en un momento se lanzó el proyecto del Saocom 1A (un satélite que en estos días lo están embarcando hacia Estados Unidos para lanzarlo), se fabricaron radares para todos los aeropuertos del país, satélites de telecomunicaciones. Y avanzó también con el uso médico de la energía nuclear mediante la producción de radioisótopos, que son elementos nucleares que al descomponerse se pueden usar para detectar o curar enfermedades. Hay pocos países que producen radioisótopos para medicina y Argentina tiene el 25% del mercado mundial de eso. De hecho, el reactor nuclear que vendió a Australia en los ‘90, con lo que INVAP pudo sobrevivir, y el que se conoció hace unos meses que le vendieron a Holanda, no eran reactores de potencia para generar energía, sino para generar isótopos.

 

¿Qué opina de la idea de Macri de que INVAP sobreviva con la venta de productos y servicios a otros países y a privados y no que dependa de convenios con el Estado?

Macri ve bien que INVAP le pueda vender un reactor de radioisótopos a Holanda, pero el problema es el siguiente. En Argentina, las grandes empresas son multinacionales que hacen investigación y desarrollo, pero lo hacen en sus países de origen, no acá. A lo sumo vienen acá y se llevan científicos a trabajar allá, pero no a van a abrir una dirección de I+D en Argentina. Entonces, en una economía donde las empresas grandes no son nacionales y las chicas no tienen espalda para hacer I+D ¿cómo se salda esto? La economista Mariana Mazzucato postula que aún en Estados Unidos esas cosas las impulsa el Estado (ver recuadro). INVAP no hubiera podido vender nunca centrales de radioisótopos a Holanda si hace 50 años el Gobierno no hubiera invertido en desarrollo nuclear y hace 30 no hubiera invertido en contratos con INVAP. No se genera de otra manera.

 

¿Qué se pierde en una empresa de este tipo cuando se deja de invertir, aunque sea por períodos cortos?

Cuando vos estás en tecnología, cerca de un umbral, si te quedas parado dos, tres años el resto sigue caminando. Por ejemplo, todo el mundo sabía que el Arsat-1 y el Arsat-2 no eran la frontera de la tecnología de satélite de comunicaciones, era algo conservador hecho para asegurarse que el primer satélite funcionara. Pero el plan vigente en la Ley de Desarrollo de la Industria Satelital, que este Gobierno ignora, establece etapas para generar nuevos modelos donde eso se va mejorando. Si vos esto lo parás por cuatro años, estás cada vez más lejos y se genera una profecía autocumplida de que no es posible tener industria en este país. El INVAP es el ejemplo paradigmático que muestra que se puede hacer tecnología competitiva pero que tenés que pasar un período previo de apostar a eso.

 

¿Es muy difícil recuperar el tiempo perdido en el campo de la tecnología?

Yo soy de la idea de que todo se puede reconstruir, pero te perdés generaciones. Cuando vos tenés un ingeniero o científico que estuvo trabajando en alta tecnología en INVAP y se queda sin laburo no tarda mucho tiempo en conseguir trabajo en cualquier lugar del mundo. Estás regalando tu recurso humano, que es lo más valioso que fuiste generando. Además, cuando quieras retomarlo nadie te va a vender el know how, porque es con lo que se hace el negocio. Vos tenés que generarlo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *