El Gobierno financiará la compra de camiones y colectivos para apuntalar la producción

Los créditos tienen un cupo de $2.000 millones a una tasa subsidiada de entre 18% y 21%, y los vehículos tienen que ser nuevos y de fabricación nacional

 

Con el objetivo de apuntalar la producción y mejorar la competitividad y eficiencia del transporte de carga y pasajeros, el gobierno anunció nuevas líneas de financiamiento para la compra de camiones (incluye acoplados, semirremolques y bitrenes) y colectivos de fabricación nacional por un cupo de $2.000 millones. El anuncio fue realizado por los ministros de Producción, Dante Sica, y de Transporte, Guillermo Dietrich, y el vicepresidente del BICE, Pablo García, junto con las principales empresas del sector: terminales, carroceros y fabricantes de chasis y acoplados. Participaron también sindicatos ligados a la actividad, como la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata).

 

Los créditos serán canalizados a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), que depende del Ministerio de Producción. La tasa final, bonificada por los ministerios de Producción y Transporte y por los fabricantes, quedará entre 18% para los préstamos prendarios y 21% para leasing.

 

“Estos instrumentos son el resultado de un esfuerzo compartido, a partir del diálogo entre el sector público y el privado, con el objetivo de incentivar la demanda y que las empresas puedan dar el salto tecnológico que impulsa el Ministerio de Transporte, que está generando una transformación muy fuerte”, afirmó Sica, y resaltó que estas líneas de financiamiento que se canalizarán a través del BICE, “tendrán un impacto en los costos logísticos y en los costos de transporte de todo el sector”.

 

“El objetivo es apuntalar la producción y sostener el empleo”, agregó Sica, y recordó que “durante las últimas semanas hemos avanzado en una serie de medidas para las pymes, con eje en aliviar la carga tributaria, ampliar el financiamiento productivo y fomentar las exportaciones. Tenemos que cuidar el entramado productivo para que cuando bajen las tasas podamos retomar la senda de crecimiento que teníamos antes del shock externo”.

 

 

“Es fundamental este acompañamiento para el transporte tanto de cargas como de pasajeros. Estamos haciendo un cambio muy profundo en nuestra convicción para bajar los costos logísticos, fundamental para que el país crezca, al incorporar camiones más grandes y bitrenes que mueven más producción y lo hacen de manera más eficiente. En cuanto a lo que es pasajeros, la incorporación de nuevas unidades acompaña la transformación que estamos haciendo de la infraestructura con nuevos metrobuses y calles pavimentadas, y de la tecnología con cámaras de seguridad, y el sistema predictivo”, afirmó Dietrich.

 

Créditos para la compra de camiones

 

La línea para la adquisición de camiones contempla la compra de vehículos, acoplados, semirremolques y bitrenes nuevos de origen nacional, por un cupo de $500 millones, con un máximo a subsidiar de $10 millones por empresa o grupo. Los préstamos podrán financiar hasta el 85% en prendarios, neto de IVA, y hasta el 100% en leasing, IVA incluido.

 

La tasa final de los prendarios es de 18% y para leasing del 21%. En ambos casos, incluye 4% de bonificación aportado por el Ministerio de Producción y 5% por parte de los fabricantes.

 

En el caso de los camiones, además de las herramientas usuales de garantía (prenda, fianza de los socios y SGR), la línea contempla la posibilidad de usar al Fogar (Fondo de Garantía Argentino) como instrumento complementario de garantía, para que más empresas puedan acceder a esta línea de financiamiento.

 

Los fabricantes contemplados por la nueva herramienta de financiamiento son para los camiones Agrale, IVECO y Mercedes Benz. En el caso de los acoplados, semirremolques y bitrenes, las empresas nucleadas en la Cámara Argentina de Fabricantes de Acoplados y semirremolques (Cafas).

 

El objetivo de la medida es mejorar las condiciones de financiamiento para potenciar la actividad y el empleo en estos sectores

 

Créditos para la compra de colectivos

 

Los créditos para la compra de colectivos, por su parte, son para la adquisición de vehículos nuevos con carrocería nacional, con un cupo de $1.500 millones y un monto máximo a subsidiar por empresa o grupo de $20 millones. También en este caso, se podrá financiar hasta el 85% en prendarios, neto de IVA, y hasta el 100% en leasing, IVA incluido.

 

La tasa final de los prendarios es de 18% y de leasing de 21%, que incluye 2% de bonificación del Ministerio de Producción, otro 2% aportado por el Ministerio de Transporte y  5% por parte de los fabricantes.

 

En esta línea, además de los mecanismos tradicionales de garantía, podrá usarse la Cesión de SUBE. Los créditos son en pesos con un plazo de 60 meses, sin período de gracia. El acceso a los préstamos es de manera directa a través de los fabricantes y su red de concesionarios.

 

Los requisitos para a los créditos para la compra de camiones, acoplados, semirremolques y bitrenes: que sean de origen nacional y que tengan certificado ruta. Para la compra de colectivos, que sean carrocerías nacionales y que cuenten con piso bajo y motor trasero.

 

Radar sectorial

 

  • En la CABA, la antigüedad máxima permitida para la circulación de un colectivo es de 10 años. Dadas las proyecciones del parque automotor actual, se espera que a partir del lanzamiento de estos créditos, se renueven unos 2.000 colectivos durante los próximos meses. Se estima que en el AMBA hay unos 10.000 colectivos, aproximadamente un 50% del parque nacional. Los colectivos se producen en dos etapas: sobre el chasis se monta la carrocería para darle luego el uso de bus urbano. Las carrocerías son en su totalidad fabricadas localmente, con una capacidad actual de unas 350 unidades mensuales. Emplean a unos 1.100 trabajadores, mientras que los fabricantes de chasis emplean a unas 350. Considerando el empleo indirecto que generan a través de la cadena de valor, el sector de fabricación de colectivos emplea a unas 2.650 personas.

 

  • El año pasado se produjeron unos 5.500 camiones en Argentina en las plantas de Iveco, Mercedes Benz y Agrale. Estas compañías producen el 25% de las unidades patentadas, que llegaron a unos 22.000 el año pasado. Entre Iveco y Agrale emplean a más de 1.000 personas en sus planta ubicadas en Córdoba y Buenos Aires, respectivamente. El Gobierno nacional autorizó la circulación de bitrenes y nuevas configuraciones en 15.000 km de red vial nacional a través de la nueva reglamentación de la ley de tránsito (32/2018), medida que busca aumentar la productividad y mejorar la seguridad en las rutas. La incorporación de bitrenes es un reclamo histórico del sector productivo, estas unidades poseen una potencialidad en la reducción de costos de entre el 25% y el 35%. El adicional de carga neta que puede llevar un bitren respecto de un vehículo convencional puede ir como máximo entre el 40% (configuración de 20.50 m y 60tn) y el 70 – 75% (configuración de 30.25 m y 75tn).

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *