Dura respuesta de la UCR tras los exabruptos de Carrió

En un comunicado, el radicalismo acusó a la diputada de querer “destruir” la alianza Cambiemos. Ella contestó con nuevas ironías desde Twitter

 

En medio de las tensiones económicas y políticas, se desató la polémica al interior de la coalición Cambiemos. Luego de los exabruptos de la referente de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, en los que dijo que “los radicales van a hacer lo que nosotros digamos” y que ella los maneja “desde afuera”, la UCR le respondió con un duro comunicado en el que acusa a la diputada de querer “destruir” el frente gobernante. Lejos de retroceder, Carrió chicaneó al titular del partido centenario.

 

“Somos un partido político nacional, soberano en sus decisiones y democrático hacia adentro. No un proyecto personal ni un liderazgo mesiánico”, disparó el comunicado de la dirigencia radical. Y continuó: “La frivolidad discursiva alimenta de manera peligrosa a la oposición. Los argentinos necesitan seriedad, no un stand up permanente”.

 

 

La UCR le reclamó a la dirigente oficialista que “se abstenga de continuar con esta serie de declaraciones desafortunadas, que lamentablemente ya se han vuelto una costumbre suya” y la acusó de pretender “destruir” Cambiemos. “Que nos diga Carrió, realmente, cuánto aporta hoy a Cambiemos y a las políticas del Gobierno Nacional. Seguramente sea menos que las propinas que deja”, finalizó el texto, ironizando sobre la insólita propuesta de la diputada para superar la crisis.

 

Carrió se despachó ayer contra el radicalismo durante una visita a Entre Ríos. “Si gana Macri, gana la República y gano yo. Y yo no quiero cargos. Y nadie puede vencer al que no quiere nada. Si yo tuviera interés habría una interna, y yo no tengo interés en ningún cargo. En consecuencia, la alianza está asegurada y los radicales van a hacer lo que nosotros digamos”, dijo. “Al final, los radicales tienen que reconocer que están con una ex miembro que los maneja desde afuera, es divino. Es el mayor castigo por misóginos. Nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera”, cargó la legisladora nacional.

 

 

Tras la difusión de la respuesta radical, Carrió redobló la apuesta y apuntó desde su cuenta de Twitter contra el gobernador de Mendoza y titular de la UCR, Alfredo Cornejo. “Mil disculpas Cornejo, es una vieja broma que hago hace 20 años, que hace reír a la gente, solo que quizás no la recordás porque en esa época estabas en el kirchnerismo”. En otro irónico tuit, mostró una foto suya en viaje hacia Córdoba y escribió: “Entrando a Córdoba a ver a mi único jefe, Mario Negri”.

 

 

Pero los exabruptos de la dirigente de la CC no comenzaron con esas declaraciones. En los días previos, ya habían generado resquemores al interior del Gobierno y del frente oficialista sus propuestas para sortear los problemas económicos y los padecimientos de los sectores más empobrecidos, en las que le pedía a la clase media que dé propinas y changas. Y más aun el desliz en la Cámara Baja, cuando llamó a mantener “las coimas”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *