Doble visita de la UCR para calmar la tensión

11 de julio, 2018

 

Los tres gobernadores radicales que tiene el país estuvieron ayer en la Casa Rosada. Los mismos que habían comenzado a visitar cada viernes la quinta presidencial integrando una de las nuevas mesas políticas. Esta vez fueron acompañados por el jefe del interbloque Cambiemos en Diputados, Mario Negri y por el jefe del bloque UCR en el Senado, Angel Rozas. Los recibieron el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Luego, todos cenaron en Olivos junto al presidente Mauricio Macri.

 

Las visitas de Alfredo Cornejo (Mendoza y titular de la UCR), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) tuvieron al menos dos motivos: incluirlos en la negociación presupuestaria y calmar los ánimos tras la pelea que los radicales mantuvieron con la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, en los últimos días.

 

La negociación presupuestaria no es menor, porque hasta ahora el Gobierno dialogaba únicamente con mandatarios peronistas y esto había generado ruidos en el interior del partido centenario. En el menú de ambos encuentros estaba incluido, a su vez, el rol de la UCR dentro del Gobierno y la participación en la toma de decisiones. Aseguran que las fotos en Olivos sobre los regresos de las mesas políticas no son más que gestos y que no significaron una mayor incidencia de la cúpula radical en la gestión PRO.

 

“No hay voluntad de considerar a la UCR como una parte integrante de Cambiemos”, se quejaba ayer Sappia

 

Por la mañana, Peña se había limitado a declarar que “es normal que haya diferencias, lo importante es ser respetuosos del otro, tener cuidado de no herir susceptibilidades y decir cosas que tal vez se entiendan que puedan ser chistes y pueden llegar a herir”.

 

Los radicales optaron por el silencio. Al menos los que participaron de las reuniones con el Ejecutivo. Porque a 23 cuadras de la Casa Rosada se reunieron cinco miembros de la UCR que no disimularon su enojo por la situación que atraviesa el país y por el rol del partido dentro de Cambiemos. Participaron de este encuentro Federico Storani, vicepresidente segundo de la UCR; Jorge Sappia, presidente de la convención radical y los dirigentes Ricardo Alfonsín, Juan Manuel Casella, Luis Alberto Cáceres. Representan al ala crítica dentro del radicalismo. Ayer por la mañana, el cordobés Sappia había declarado que el partido “ya no tiene argumentos para sostener la continuidad de Cambiemos”. Además, agregó: “Lo que dijo Carrió la semana pasada es un hito más dentro de una serie de situaciones que, evidentemente, demuestran que no hay una voluntad de considerar a la UCR como una parte integrante de Cambiemos”.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *