Aeronáuticos anunciaron un paro en el inicio de las vacaciones de invierno

La huelga convocada para el viernes 13 de julio contra la política aerocomercial del Gobierno y el impulso de las low cost hará peligrar más de 800 vuelos

 

Los gremios aeronáuticos anunciaron un plan de lucha que incluye un paro el viernes 13 de julio en pleno comienzo de las vacaciones de invierno en las escuelas porteñas y bonaerenses. Así, el reclamo contra la política aerocomercial del Gobierno y el impulso de las low cost harán peligrar más de 800 vuelos.

 

La medida fue convocada por los Sindicatos Aeronáuticos Unidos (APA, APTA, UPSA, APLA, ATCPEA, ATEPSA y UALA) que representan a unos 15.000 trabajadores. En un comunicado, señalaron que el cese de actividades fue decretado “ante los graves incumplimientos y políticas aplicadas que tornan un futuro incierto para el sector degradando la seguridad operativa, poniendo en riesgo a los usuarios y los trabajadores, como así también comprometiendo la fuente laboral y las condiciones básicas de los aeronáuticos”.

 

El amplio abanico de gremios convocantes -sólo resta saber si se sumará la Asociación Argentina de Aeronavegantes, del moyanista Juan Pablo Brey – garantiza que la huelga afecte a todas las líneas.

 

Llega en respuesta a la decisión del Gobierno de quitar el piso tarifario para vuelos de cabotaje

 

La medida de fuerza conoce días después del anuncio Gobierno de que a partir del 15 de agosto se eliminarán las tarifas mínimas de referencia para los vuelos de cabotaje adquiridos con 30 días de anticipación, lo que habilitará una reducción en el precio de los pasajes, como reclamaban las firmas low cost. La iniciativa, según el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, “busca que cada vez más argentinos puedan acceder a volar dentro del país, fomentando el crecimiento del sector aerocomercial y un mejor conectividad”.

 

Los gremios consideran que esa decisión implica un riesgo para la seguridad y plantearon que la cartera de Transporte “ha hecho oídos sordos a los reclamos elevados, y por el contrario han decidido dar por tierra con todos los compromisos asumidos en su oportunidad”.

 

Los trabajadores también reclaman contra lo que consideran un achicamiento del Grupo de Bandera y la falta de un plan de empresa público. Exigen que los ingresos de nuevas compañías se hagan bajo los convenios colectivos de la actividad y que las empresas extranjeras realicen inversiones en las filiales locales, entre otros puntos.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *