Vidal resiste con aliados

29 de junio, 2018

 

El miércoles, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vida, recibió a un grupo de intendentes del conurbano en el que había oficialistas y opositores. Estaban Gustavo Posse (San Isidro), Jorge Macri (Vicente López) y Gustavo Menéndez (Merlo).

 

Previo a que se largue la campaña electoral, la mandataria provincial quiere consolidar una base de sustentación política fortalecida para resistir la embestida de los gobernadores del interior que reclaman a la Nación, por ejemplo, el traslado de AySA, Edenor y Edesur al distrito bonaerense y a la Capital Federal. Vidal cuenta, a su vez, con el acompañamiento del Frente Renovador de Sergio Massa, aliado principal en la Legislatura de la provincia.

 

Este armado y esta discusión también forma parte de la negociación que el Gobierno llevará adelante con las provincias respecto a la confección del Presupuesto 2019 y de la disputa que habrá con los distritos que gobierna la oposición.

 

“Tenemos que salir del razonamiento ‘sálvese quién pueda’”, aseguró ayer el ministro de Economía de la provincia, Hernán Lacunza, en diálogo con Radio Mitre. Sostuvo que la negociación debe trabajar un esquema de equidad y ejemplificó: “Sumando los subsidios, un bonaerense recibe según el presupuesto $18.000 por año mientras que un no bonaerense percibe $30.000. Hay que discutir como es la distribución de los fondos federales. No hay provincia viable con el conurbano que tenemos”. Evadió responder como impactaría en la administración local el traslado de AySA pero detalló “la provincia tiene un déficit de $30.000 millones aun con endeudamiento y con demandas sociales a la vista”.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *