Tarifas y acuerdo con FMI, dos temas que vuelven a golpear al Gobierno

Según un estudio de Query y M&R, la imagen del presidente Macri tiene un saldo negativo de 17 puntos y retroceden las expectativas

 

Mayo fue el mes más complicado para el Gobierno, desde que asumiera hace treinta meses. El clima político lo deja traslucir, las encuestas de opinión le ponen números. Según un estudio de Query y M&R, la imagen del presidente Mauricio Macri registró otro retroceso durante el último mes. Con caídas también en las evaluación de gestión y en las perspectivas. El veto a la ley que proponía retrotraer las tarifas de servicios públicos y la negociación con el Fondo Monetario Internacional, dos temas que dividieron aguas en mayo, en tanto, parecen explicar esa nueva caída. El 51% está en desacuerdo con la decisión presidencial, mientras que el 52% descree que el acuerdo con el FMI potencie el futuro del país, como sostiene el Gobierno.

 

La imagen del presidente Macri tiene un saldo negativo de 17 puntos, con una consideración negativa de 54% y positiva de 36%. Esta apreciación varía según rangos de edad, nivel educativo y género, pero con números en rojos en casi todos. La excepción la representan los mayores de 64 años. En ese grupo etario, Macri tiene una aprobación de 49%, contra un rechazo de 37%. En tanto, las mayores críticas provienen de los encuestados de entre 30 y 49 años. Por cierto, la visión negativa es mayor entre los que votaron a candidatos de la oposición, pero está creciendo entre los indecisos y los que habían votado al oficialismo.

 

 

Las expectativas sobre la situación económica familiar y sobre la economía argentina en general siguen descendiendo y, con ello, se devalúa uno de los principales activos que tenía el Gobierno hasta las elecciones del año pasado. Según la encuesta, realizada entre el 1 y 3 de junio entre 1.215 casos, el 59% dice que su situación personal está peor que hace un año y el 8% que está mejor. Mientras que el 65% sostiene que la economía del país retrocedió frente a la del año pasado, y sólo 12% que está mejor. En cuanto a las expectativas, el 51% dice que la situación va a estar peor y sólo el 23% es optimista.

 

 

En sus análisis, el estudio además plantea algunas de las cuestiones que quedan abiertas. En lo económico, “cómo afectará el descenso en las expectativas sobre las decisiones de consumo y de inversión, y sobre la actividad económica”. En lo político, “cómo impactará en la intención de voto el próximo año”. En lo discursivo, “cómo conjugar la gestión de la restricción fiscal con la recreación de la esperanza”. En cuanto a los temas que más preocupan, la inflación está en el primer lugar, con el 31% de las menciones y el mayor crecimiento en el año. Más atrás se ubican desempleo, inseguridad y corrupción.

 

En relación con la decisión del Gobierno de buscar un acuerdo con el FMI, sólo el 23,8% considera que podrá potenciar al país y el 20,2% no tiene opinión formada. Respecto del proyecto para frenar el aumento de tarifas, el 51,2% de los encuestados entiende que solo fue para “hacer política” y el 37,5% considera que tuvo como objetivo “mejorar la situación de la gente”. Mientras que el 31,7% se manifestó a favor del veto.

 

En cuanto a las preferencias electorales de los encuestados, el 43% se manifestó a favor de elegir a candidatos de la oposición; el 31,7% optaría por candidatos de Cambiemos y 25,4% aún está indeciso. “El oficialismo se mantiene en alrededor de un tercio del electorado, los candidatos de la oposición crecen, sin embargo la variación no es muy marcada, y disminuyen ligeramente los indecisos, aunque representan un cuarto del electorado”, concluye el estudio.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *